Posted by : Vaig a Peu sábado, 5 de marzo de 2016

Villajoyosa (popularmente conocida como "La Vila") se localiza en el sur de la comarca de la Marina Baixa, en lo que hoy es la provincia de Alicante (Comunidad Valenciana, España). Se trata de un territorio costero bastante aislado de su entorno por arcos de altas sierras que lo encierran, entre las que se cuentan la sierra Aitana. Al sur de Villajoyosa se sucede una serie de montañas chatas y barrancos que dificulta las comunicaciones con la vecina comarca de l´Alacanti. El clima de la comarca provoca que los vientos fríos y las lluvias del oeste, las más frecuentes de la Península Ibérica, queden retenidos en las sierras interiores: de ahí el clima excepcional de las poblaciones costeras, y especialmente de Villajoyosa y Benidorm, que poseen la medida anual de temperatura más elevada de España (por encima de los 19ª) y comparten con Almería la mayor cantidad de horas de sol al año, mientas las lluvias totales apenas superan los 300mm y las heladas son inexistentes. El aislamiento por tierra no ha sido un obstáculo para el desarrollo de las poblaciones que históricamente se han sucedido en Villajoyosa, puesto que el Mediterráneo da una magnifica vía de comunicación que las ha dotado siempre de una clara vocación marinera. El entorno de la ciudad posee con diferencia los mayores terrenos agrícolas de la comarca, uno de sus dos ríos (el de La Vila o Amadorio) y una buena playa con fondo óptimo para echar el ancla. Si unimos a todo ello un cerro costero fácilmente defendible, podemos comprender que Villajoyosa haya sido la capital histórica de la comarca desde al menos el siglo VI a.C. hasta la época tardorromana (s. VI d.C.) y posteriormente, tras unos siglos para los que carecemos de testimonios, de nuevo a partir de la ocupación cristiana en 1300.
CÓMO LLEGAR: Autopista A-7 hacia Valencia, salida número 66 VILLAJOYOSA, continuar por la CV-770 hacia SELLA-ORXETA-RELLEU. Girar a la izquierda hacia el Polideportivo Maisa Lloret y el Área Recreativa del Pantano del río Amadorio. Dejar el coche en el parking del polideportivo.
COMPONENTES: VICENTE Y PEPE.
ITINERARIO: POLIDEPORTIVO / CARRETERA-DE FRENTE / CIMA DAMUNT DE L’HORTA / IZQUIERDA / DERECHA / IZQ. SUBIDA / CUMBRE ORXETA / PANEL BAJADA / RUINAS / DERECHA. / CAMINO PANTANO / SUBIR ESCALERAS / POLIDEPORTIVO.

LA RUTA: Hace un tiempo subimos a la Serra de Orxeta desde el pueblo y por la cara norte, siguiendo el trazado del PR-CV 353, que resultó muy entretenido y con unas vistas estupendas, pero el trayecto era lineal, de ida y vuelta por el mismo sendero. Desde el Mirador intentamos sin éxito buscar una salida.

Mucho después encontré un Track de la ruta circular pero por la solana. Exceptuando el tránsito de la cumbre al Mirador, el resto es totalmente nuevo para nosotros, y la salida la efectuamos desde el Polideportivo Maisa Lloret, muy cerca del Embalse del Amadorio, por donde regresaremos cerrando la ruta.

Iniciamos por la izquierda del polideportivo, por un camino de tierra que sube y comienza a rodearlo. La primera imagen que obtenemos es del Puig Campana asomándose entre las lomas. Luego en la parte alta observamos con todo detalle las instalaciones del campo de rugbi, del moderno pabellón y al fondo el mar.


Sin quitar la vista al Campana, llegamos a la carretera CV-770, la cruzamos y de frente, junto a los carteles informativos, subiremos una corta pero fuerte rampa que nos sitúa en un sendero que se reafirma entre los pinos. Tenemos vistas del final de la Serra de Orxeta con la chimenea de la Tejera y hacia el mar, con minúsculas lomas a modo de dunas.


Hacemos un esfuerzo hasta situarnos en la cuerda de la pequeña Serra de Damunt de l’Horta, desconocida para algunos mapas, pero que es un fabuloso otero de Villajoyosa y su costa, en la que distinguimos la Torre Vigía del Xarco, y por detrás entre los pinos, una mirada casi completa de la Serra de Orxeta.


Es sencillo transitar por el cordal que nos dirige al punto más elevado de esta sierra (275 m.), marcado por un gran mojón de piedras. Se amplían las vistas hasta Benidorm y el Puig Campana desde su base, y por el otro lado hasta el cabo de Santa Pola. Las fuertes rachas de viento nos zarandean.

El sendero comienza a bajar tomando un desvío a la izquierda. Marchamos por las onduladas laderas de la sierra con gran profusión de senderos y carriles que suben y bajan, muy utilizados por los ciclistas. Es un tramo algo confuso, pero casi todos los carriles llevan al mismo sitio en la parte baja. Conectamos con un camino que seguimos por la derecha.

Por camino de tierra nos alejamos de la sierra teniendo vistas algo más cercanas a Benidorm. Pasamos por algunas casas de campo aisladas entre bancales de secano. Poco a poco vamos virando hasta que enlazamos por la izquierda con otro camino más estrecho que se torna senda en dirección a Finestrat y el Puig Campana.



Comienza la subida a la Serra de Orxeta por Benienzo. Es una enérgica pendiente de casi quinientos metros de desnivel en 2,3 km., superando una interminable sucesión de lomas superpuestas que nos van dando algún respiro de una a otra. Al elevarnos las vistas crecen hacia el mar y la zona montañosa.


Las redondeadas lomas están pobladas por matorral de esparto que con la ausencia de frío y aumento del calor comienzan a brotar sus espigas. Tan solo algunos pinos desperdigados motean de verde la sierra. Las vistas se intensifican a los pies del Campana, tenemos buena imagen dels Castellets y por encima la Sierra de Aitana.

Vamos mitigando el esfuerzo con pequeñas paradas que nos recompensan con las extraordinarias panorámicas. La costa se extiende desde Serra Gelada hasta las colinas del Mar Menor murciano entre la bruma, y bajo nuestros pies todo el esplendor de la Marina Baixa. El aire revolotea el esparto.


Poco a poco, una tras otra superamos las lomas. En la parte alta tenemos como referencia pequeños grupos de pinos. Echamos las últimas miradas al enclave rocoso, con els Castellets ahora mucho más cercano, la mole del Puig Campana y la enorme barrera montañosa de Aitana. Arribamos a la cima.








Cumbre de la Serra de Orxeta (678 m.) tiene un elevado punto geodésico en medio de una pequeña explanada entre los pinos y  setos de coscoja, con panorámicas a 360º, con la costa de Alicante a Murcia algo brumosa. Buscamos un lugar resguardado para nuestro merecido almuerzo.  El viento golpea fuerte.

Emprendemos el regreso por el cordal de la sierra, en dirección al Mirador del Pantano, unas estacas del PR nos guían al principio hasta enlazar con una pedregosa senda-camino que nos va descendiendo. Las miradas son imponentes, hacia atrás nos despedimos del Puig Campana, y por delante la Serra del Cabeçó d’Or como una muralla.


Entre grandes lazadas culmina una larga bajada hasta una especie de espigón o ramal que forma la sierra entre dos barrancos. Llegamos al Mirador del Embalse de Amodorio, marcado por una peana informativa requemada por el sol. Las vistas al pantano con sus aguas color turquesa son encantadoras.

Debemos rebuscar a la izquierda de la peana el inicio de la senda de bajada hacia les Robelles. No está nada definida, pero poco a poco se va reafirmando, zigzagueando por la izquierda y tomando consistencia y anchura por la derecha. El Track se sale un poco del sendero hasta unas ruinas de las que no tengo referencia y luego vuelve al sendero.

Es una bajada descarnada, entre sendero-camino-sendero sin vegetación ni aliciente, solo las extensas miradas a la costa, donde obtenemos una vista completa de Benidorm y Serra Gelada, y por la otra parte el Embalse de Amadorio con su presa, donde advertimos con desolación su escaso nivel por falta de lluvias.


Entroncamos con una valla metálica posiblemente de una gran finca que nos hace dar un rodeo por la derecha, para conectar con un camino asfaltado que nos sigue bajando entre grandes chalets y casas de campo con preciosas vistas al Embalse, también distinguimos la vertical chimenea de la Tejera.


Al finalizar las casas de campo, el camino nos deja en las derruidas instalaciones de la antigua Tejera, donde solamente queda en pie su altiva chimenea. Seguimos y cruzamos la carretera CV-770, tomando el camino de la derecha que nos eleva, dándonos vistas del Embalse y una mirada distinta a la Serra de Orxeta.

Comienza un bonito recorrido rodeando el contorno del Embalse, ahora sí apreciamos bien la falta de agua, la cola y algunos recovecos están secos. Nos cruzamos con gente que pasea y antes de llegar a la presa, subimos las escaleras hasta el aparcamiento y por la derecha el camino que cierra la ruta.

Admiramos las paredes del Embalse y en unos cientos de metros llegamos al Polideportivo y nuestro coche. Ha sido una ruta muy diferente a la que hicimos desde Orxeta, teniendo siempre a la vista el mar y el Puig Campana. Vale la pena recorrer el bonito otero que es la Serra de Damunt l’Horta.
RECORRIDO: CIRCULAR.
AGUA EN RUTA: NO.
DISTANCIA: 16,3 KM.
TIEMPO EN MOVIMIENTO: 05:25 HORAS
ALTURA MÁXIMA: 674 M.
ALTURA MÍNIMA: 153 M. (Polideportivo)
DESNIVEL POSITIVO: 685 M.
DESNIVEL NEGATIVO: 685 M.
DIFICULTAD: MODERADA.


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -