A LA COVALTA DESDE A FONT DEL BALADRE.

El Paraje municipal Font del Bladre-Fontanars-Riu d’Agres, se encuentra situado en un tramo del río Agres, afluente del río Serpis y por tanto, dentro también del paisaje protegido del río Serpis, a los pies de la sierra Mariola. Se observan magníficas panorámicas de los contrafuertes de la Penya El Frare, picos emblemáticos de toda la comarca. Geológicamente los materiales que caracterizan esta zona son de tipo calcáreo, mayoritariamente. El hecho de presentar una corriente de agua permanente caracteriza la zona como un típico ecosistema de ribera, lo que conlleva que la flora y fauna sean propias de estos ambientes. La vegetación de ribera está bien estructurada y posee una elevada naturalidad. Los márgenes del río están poblados de grandes chopos, entre los que también aparecen carrascas, fresnos y pinos. Los arbustos y plantas que predominan son la adelfa o “baladre” que da nombre al paraje, la caña, la ginestera, el junco, la zarza, diferentes tipos de cardos (como el “panical”), el romero, el tomillo, el racimo de pastor o la cola de caballo, entre otras. Por lo que respecta a la fauna, está muy ligada al agua. Predominan los cangrejos de río, el americano y el autóctono, especies de barbos, anfibios y reptiles como el sapo común, la culebra viperina o el galápago leproso, multitud de invertebrados donde destacan los insectos y una gran variedad de aves como el mirlo, el martinete, el martín pescador, la tórtola o la garza real, entre otras. El PNM Font del Baladre-Fontanars-Riu d’Agres constituye un espacio natural muy apreciado por los habitantes de Muro como lugar de ocio y esparcimiento. Paralela al lecho del río hay una senda que recorre toda su longitud desde el área de descanso de la Font del Baladre hasta el Pont de Setla. Además de por la sensación visual, la percepción de humedad y frescor derivados de la vegetación y el susurro de la corriente de agua, hacen que resulte muy agradable pasear por esta senda. 
sábado, 6 de junio de 2020
Posted by Vaig a Peu

RUTA DEL PALMERAL D’ELX.

Con más de 200.000 ejemplares y unos 50.000 en los viveros municipales dispuestos a ser plantados, el palmeral ilicitano es el mayor de Europa. Aunque contemplado desde cierta distancia puede parecer un bosque, en realidad es una plantación realizada con fines agrarios, de ahí que a las parcelas o a sus agrupaciones se les denomine huertos. Cada una de las parcelas está flanqueada por alineaciones de palmeras, de tal forma que, vistas desde el aire, forman cuadrículas. Los bancales creados en su interior se han dedicado tradicionalmente a cultivos agrícolas. Aunque se ha constatado la existencia de palmeras en todo el sur europeo desde antes de la presencia humana, el descenso de las temperaturas y las glaciaciones acabaron con la mayor parte, a excepción de algunas zonas más cálidas protegidas de las corrientes frías, como Elche. La profusión de dibujos de palmas y palmeras en cerámicas iberas de La Alcudia (siglo III al I a.C.) demuestra la relevancia de las datileras ya en aquella época. La expansión del palmeral se produjo a raíz de la fundación por los árabes de la nueva ciudad en su emplazamiento actual (siglos VIII y IX), estableciéndose una extensa red de riego que en su mayoría persiste hasta hoy. La pervivencia durante siglos de este sistema de agricultura de oasis fue uno de los aspectos que valoró la declaración de la Unesco. Actualmente, el palmeral tiene una función más paisajística y cultural que agrícola. Esta última vertiente se centra en la producción de palma blanca para el Domingo de Ramos, que se envía a toda España e incluso al extranjero, y en reducidas cosechas de dátiles para el mercado local. También se han comenzado a obtener variedades de calidad comercial de palmeras reproducidas en laboratorio.
sábado, 16 de mayo de 2020
Posted by Vaig a Peu

DESDE PLATJA DES CANAR A CALA LLENYA, IBIZA.

Cala Llenya, también escrito como Cala Leña en algunas guías, es una de las pequeñas calas que pueblan la costa este de la isla de Ibiza. Como en todas ellas, destaca el entorno natural, con bosques de pinares en el camino hacia el mar y junto a la playa. Cala Llenya es una curva de mar de apenas cien metros de longitud, pero con una gran anchura en el tramo de playa, lo que nos da espacio suficiente a los bañistas para poder tumbarnos con comodidad, también hay servicio de hamacas y pistas de voley-playa. De hecho, el arenal es tan amplio que es aprovechado para la práctica de un buen número de deportes. Destaca el chiringuito que nos encontramos nada más llegar a la playa, al que se llega por una pasarela de madera, donde podemos tomar una copa a media tarde o al atardecer y también comer pescado fresco. Este tramo de costa también guarda otros puntos a destacar. En primer lugar, no podemos olvidar citar el atractivo Mercadillo de Cala Llenya, que se celebra cada domingo. En él, podemos encontrar prácticamente cualquier cosa, ya que en este mercado de segunda mano son los vecinos los que venden sus artículos. Por otro lado, también destaca la gran cantidad de residencias que se encuentran en la zona. Destaca la Urbanización La Joya, aunque son muchas las casas diseminadas por Cala Llenya.
martes, 10 de marzo de 2020
Posted by Vaig a Peu

DESDE LA PLATJA DES CANAR A PUNTA ARABÍ POR LOS ACANTILADOS, IBIZA.

La zona turística de Es Canar es de las más importantes del municipio de Santa Eulària y concentra numerosos hoteles y múltiples servicios. Se extiende desde la playa de Cala Nova hasta Punta Arabí, donde todos los miércoles se celebra un popular mercadillo hippy. La playa de Es Canar ocupa su zona central. Es de arena fina, con un pequeño puerto de lanchas y llaüts en el lado derecho, junto a la zona más urbanizada. La playa es de arena y dispone de un amplio abanico de servicios, como alquiler de hamacas y sombrillas, velomares (patines), deportes náuticos, servicio de barcas hasta Santa Eulària, restaurantes y chiringuitos. La zona, en las noches veraniegas, está muy animada, repleta de bares y terrazas.
domingo, 8 de marzo de 2020
Posted by Vaig a Peu

LA CREUETA DELS CASTELLANS Y EL TEMPLO, AGOST.

Agost se encuentra en los lindes de la llanura litoral que circunda la ciudad de Alicante, donde el terreno se eleva, (Sierra del Ventós y del Maigmó). Sus límites son: al norte, Castalla; al este. Tibi y Alicante; al oeste Petrel y Monforte del Cid; y al sur Alicante. El núcleo más antiguo se distribuye por la parte más alta del cerro que ocupa el pueblo, y parece ser de época íbera como lo demuestra el hallazgo entre otras piezas, de la Esfinge de Agost. Esta esfinge es uno de los mejores ejemplos de hasta qué punto influyó el arte griego en el ibérico. Salvo algunas variantes, como la forma de disponer la cola, seguramente por imperativos del material empleado, se ajusta perfectamente a los prototipos griegos de mediados del siglo VI a.C. Seguramente tendría la misma función que en Grecia: servir de portador de las almas al más allá, por lo que estaría en una tumba. También hay yacimientos de época romana. Aunque posiblemente perteneció al reino de Tudmir, fue en la época árabe cuando comenzó a alcanzar cierto desarrollo, gracias a sus yacimientos de arcilla que, con el tiempo, dieron lugar a una importante artesanía alfarera. Con la conquista cristiana permaneció integrada al reino de Castilla bajo el reinado de Fernando III de Castilla, posteriormente, en 1296, Jaime II de Aragón adscribió definitivamente al de Valencia. En el año 1681 pasó a propiedad de los caballeros de Vallebrera. Se segregó de Alicante, término al que pertenecía desde 1252, a finales del s. XVIII. Durante los años sesenta del siglo pasado (siglo XX), y con el auge del sector de la construcción, se crearon diversas empresas orientadas a este sector.
martes, 3 de marzo de 2020
Posted by Vaig a Peu

LA MINA, LA CRESTA DEL GALLO, ABUELOS Y FORESTALES DESDE LOS GARRES

La Cresta del gallo, también conocida como La Panocha, es un relieve que forma parte del Macizo de la sierra de Casrrascoy. Se extiende a través de la cordillera sur del municipio de Murcia y su punto más alto alcanza los 523 metros de altitud. Desde el punto de vista geológico pertenece a la zona Bética y sus estratos rocosos forman parte del complejo malánguide con dolomías grises del Triásico y argelitas rojas y cuarcitas del Pérmico. Así mismo se pueden observar conjuntos de conglomerados rojos. Se trata de un relieve muy apreciado por los amantes del senderismo y los profesionales de la escalada, sus paredes abruptas y escarpadas, la verticalidad de alguna de ellas, fomentan la práctica de la escalada, existiendo alguna escuela en las cercanías del relieve destinada a enseñar a los nuevos senderistas. Se puede acceder a este pico a través de varias rutas o caminos, alguno de ellos muy antiguos como el que parte del barrio de San José de la Montaña por la ruta de La Tana, desde el área del cementerio de la localidad o desde La Luz, a través de la Senda Amarilla. Las especies vegetales que pueden observarse en la zona son las propias del bosque mediterráneo, destacando las formaciones de coníferas como el pino carrasco, y observando también otras como el ciprés. Bajo los árboles se extiende también un abundante bosque bajo de retama, esparto, tomillo, gramíneas, romero, espliego, etc. Entre la fauna que habita el relieve los más comunes son los pequeños mamíferos como el ratón de campo o los topillos. Los reptiles como la culebrilla ciega o la culebra de herradura, y aves como el mochuelo común o el petirrojo.
sábado, 29 de febrero de 2020
Posted by Vaig a Peu

LA FLORACIÓN DEL MELOCOTÓN EN CIEZA.

El melocotonero es un pequeño árbol frutal caducifolio, de hasta 7 metros de altura, y con ramas que normalmente, nacen muy cerca del suelo, a causa de las podas a las que se somete a lo largo de su crecimiento y desarrollo. Posee una corteza lisa y de color grisáceo-ceniza que se desprende del tronco en pequeñas láminas, y unas ramas que tras dos años se vuelven completamente leñosas. Las hojas del melocotonero, aunque varían un poco de una variedad a otra, suelen ser simples y de forma lanceolada, de color verde brillante, con una punta bastante fina y alargada y en el margen finamente aserrado. El tamaño de las mismas varía, según variedades, entre 7 y 15 cm de longitud. A finales de otoño y comienzos de primavera florecen los primeros árboles, ofreciendo unas bellas flores de color rosáceo, que puede llegar a rojo. Aparecen solitarias o en parejas, y bastante pegadas a los tallos, pero siempre en una gran cantidad, lo que le da un aspecto espectacular. El fruto de este árbol, el apreciado melocotón, es una drupa globosa que varia en su color (desde amarillo a rojo-granate) y en su tamaño (desde 7 cm de diámetro en adelante) y en su sabor (normalmente dulce pero con matices) según la variedad a que nos refiramos. Este posee un hueso duro y rugoso que contiene una almendra amarga en su interior. El melocotonero (proveniente de China e introducido en Europa desde Persia) es un árbol de clima templado que originariamente tiene preferencia por suelos profundos y guijarrosos, pero que en la actualidad se cultiva sobre cualquier tipo de suelo (incluso sobre suelos tan yermos como los de lágena) merced a las técnicas de cultivo de regadío intensivo y a la aparición de un ingente número de variedades adaptadas genéticamente para este tipo de plantación y producción. Son árboles de poca longevidad y, normalmente, después de producir durante 8-10 años se cortan y sustituyen por nuevos árboles. Quedan muy pocos ejemplares viejos que sobrepasen los 30 años.
miércoles, 26 de febrero de 2020
Posted by Vaig a Peu

AL ALT DE LA MARTINA DESDE LA FONT DE ROSET, XIXONA.

Xijona, situada a 453 metros sobre el nivel del mar, posee el 5º término municipal más extenso de la provincia de Alicante, siendo casi un tercio de su superficie total zona forestal. Con un entorno natural tan amplio apostamos por un turismo basado en la naturaleza, en el que la principal motivación es la observación y apreciación de ésta, teniendo muy presente el respeto hacia las culturas tradicionales prevalecientes en todo el término. Conocer nuestra flora y fauna, recorrer los bellos rincones que ofrece Xijona, y aprender sobre la forma de vida de sus gentes es una propuesta que ofrecemos al visitante. Un entorno natural lleno de contrastes, de colores fruto de su variado paisaje, donde las montañas protegen a los valles y la gran cantidad de fuentes naturales sacian la sed de las zonas más áridas. La carrasca, en la umbría de la sierra de la Carrasqueta hasta la Sarga, el pino carrasco o el piñonero, el algarrobo, el almendro y el olivo son especies muy comunes en esta zona de la montaña alicantina.
sábado, 22 de febrero de 2020
Posted by Vaig a Peu

LA CREUETA DELS CASTELLANS, EL CASTELLET DE LA MURTA Y EL TEMPLO, DESDE AGOST.

Quizás haya alguien todavía que lea estas líneas y no haya oído hablar de El Castellet de la Murta y el Or dels Moros, supongo que serán los menos. Hoy la zona del Castellet está catalogada como Yacimiento, zona arqueológica documentada y más que contrastada, donde, según libro Arqueología en Agost,  editado por la Diputación Provincial de Alicante, mediante el Instituto Juan Gil-Albert, se han encontrado fragmentos de al menos 3 épocas diferentes, entre ellos de Terra Sigilata (cerámica romana) y época musulmana. Aparecen en las inmediaciones también un diente de hoz de sílex y dos fragmentos de molinos. A pie de campo se aprecia lo que fue un poblado, y en la cumbre, un trozo de murete-margen de piedra… Existió una leyenda que hacía referencia al Castellet de la Murta, hablaba de la  existencia de un tesoro guardado durante años por los habitantes del Agost moro. A veces difícil de creer pensando en una economía autosuficiente basada en el cultivo de olivos, almendro, vid y cereal, y como no, en el trabajo del barro. Pero para los más románticos siempre es algo que estará ahí. También decía la leyenda que la “Cova de San Martí” se unía con la Murta, existiendo un pasadizo, el cual a día de hoy no existe, quien sabe… El Castellet de la Murta es un desnivel en el terreno que por todas partes anuncia estar medio hueco por dentro, (por pequeñas fisuras en invierno sale aire caliente, y en verano, aire fresco), por localizarse un montón de cuevas,  y porque en una de las cuales existe una Sima que el GIM (Grup Ilicitá de Muntanya) indica una profundidad de -40 metros, no se si es un dato muy fiable… La leyenda siempre existió, y a finales del siglo XIX, cuando fue el apogeo de la artesanía local en los protectorados, algunos artesanos emigraron a trabajar a África, y… alguien encontró un mapa, EL MAPA DEL TESORO. Era un mapa que describía unas montañas, cuya topografía, coincidía con la de Agost y que hablaba de un tesoro, una piel de toro que envolvía un montón de monedas de oro. Esto coincidía con la historia que marcaba la tradición, una piel de toro que contenía un tesoro, que al llegar la reconquista fue echada al hueco de una cueva, una sima, para que no cayera en manos de las huestes cristianas. Este tesoro sería recuperado cuando Agost fuera  otra vez territorio musulmán. Quizás una creencia, un romanticismo, una esperanza, o simplemente las ganas de algo mejor, esta vez con pruebas, llevó a crear una asociación para cavar en la Murta, se excavó una galería para llegar por otro lugar al final de la sima hasta que se abandonó sin llegar a resultado alguno. De esta asociación se hicieron incluso acciones, alguien dice que tiene por su casa todavía algo de esto. Hoy en el lugar podemos encontrar dicha galería. En años posteriores, el propietario del lugar enterró mucho dinero en un sueño, un sueño que seguro no le iba a dar tanto como él estaba invirtiendo, pero a veces las aficiones salen poco rentables. Todo o casi todo lo que ganaba en su negocio lo “invertía” en La Murta. ¿¿Tampoco llegó a nada?? En varias ocasiones había hablado del tema con personas mayores, alguna excursión que otra por la zona, hasta que llegó el día, el día de ir con los mejores amigos y hacer una prospección más en detalle. Ahí estuvimos, a parte de ganas de aventura y de descubrir, amistad y camaradería…, no encontramos nada de particular. Ya son numerosas las veces que ahí he estado, yo solo, 2 personas, cinco, etc… y siempre la misma duda, ¿Dónde? Porque la montaña está ahí, los restos cerámicos de asentamientos también, la leyenda, las cuevas accesibles en cierta manera, la sima…pero… ¿por donde? Prefiero vivir en la incertidumbre a que alguien utilizando Técnicas de Emisión Acústica, Georadar, o algo por el estilo, me quite el embrujo de la duda…Y sin embargo… Y, sin embargo, sería tan emocionante poder dar a conocer un hallazgo como éste!!!…si realmente existe claro. A día de hoy puedo presumir de haber sido siempre una persona a la que le ha gustado toda esta historia que envuelve a nuestro pueblo y, aunque todavía hay quien quiere poner la duda de por medio, amante de todo nuestro entorno natural y cultural. Extraído del artículo de Ángel Ivorra. 
sábado, 15 de febrero de 2020
Posted by Vaig a Peu

LES COVES DE LES FINESTRES, DESDE ALFAFARA.

A unos 2,5 km al noroeste de Alfafara en la vertiente Izquierda, sur, del Barranc del Pont Trencat, existe un grupo de ventanas situado sobre una gran cueva natural utilizada regularmente, hace un siglo, para encerrar  rebaños. Entre 4 y 10 metros por debajo de tierra hay un total de 13 aberturas, mayoritariamente de forma rectangular casi todas con cámaras acabadas, excepto una que solamente esta iniciada y otras dos que son muy reducidas. Con unas medidas bastante similares (2,5 x 3 ó 2,5 x 4 metros en planta x 1,8 metros aproximadamente de altura), algunas cámaras están intercomunicadas y en algún caso una ventana da paso a dos cámaras. Por muchas razones este grupo es bastante singular. Por un lado, de las cuevas naturales modificadas y accesibles, las cámaras más bajas, nivel intermedio, son accesibles por un pozo-chimenea, a 3 – 4 metros del suelo. Dentro se encuentran hasta cinco grandes silos y otra chimenea asciende, pero que no lleva a comunicar con el nivel superior. Alguna otra gruta del entorno presenta también modificaciones artificiales, enfrente mismo y al otro lado del torrente hay un collado, deshecho por una antigua pedrera, donde se han podido recoger escuetos fragmentos cerámicos de la época medieval islámica y otros probablemente de la Edad de Bronce. Grupo, por tanto con grandes posibilidades de  investigación.
miércoles, 12 de febrero de 2020
Posted by Vaig a Peu

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -