REFUGIO ALTAVISTA, PICO TEIDE, TELEFÉRICO.

Existen muchas razones por la cual el parque natural del Teide tiene tanto valor, el punto más alto de España (mapa político), La décima isla más alta del mundo, su origen volcánico, su valor paisajistico, sus características ecológicas, las peculiaridades para la observación del cielo nocturno... Son razones muy importantes por las cuales el Teide goza de una historia importante. En la época aborigen (antes de la conquista por la Corona de Castilla, 1496) el Teide fue venerado y punto mágico de encuentro para todas las comunidades aborígenes (Menceyatos) peregrinaban hasta la parte superior de la isla y desarrollaban rituales. Por otro lado en la Edad Antigua, se hicieron múltiples referencias al volcán desde la cultura Griega y Romana. Durante la Edad Media, las citas encontradas hacen referencia sobre todo a ubicaciones y descripciones de las islas, pero mas tarde en el Renacimiento se denota un interés científico particular en las islas y sobre todo en las comunidades biológicas del Parque Natural del Teide.    Debido a factores abióticos como la orientación, zona geográfica, altura... se desarrollan en la isla una cantidad muy grande de microclimas dando lugar a las diferentes comunidades biológicas que se asientan  a diferentes alturas tanto en el Norte como en el Sur. La Singularidad del Parque Nacional reside pues no solo en el origen volcánico del terreno sino también en la biocenosis del mismo, el condicionante Altura juega un papel crucial entre tanto, pero es por la conjunción de todos los factores lo que conlleva que el factor endémico del Parque sea de un 40% si hablamos de animales, y un 32% si hablamos de vegetales. Estas son unas tasas endémicas muy altas, otro aspecto más que pone en valor el Parque Nacional. Mas la rareza del Teide no solo reside en el reino animal, por otro lado, el Teide es un espectáculo de caprichosas formas geológicas, colores extraños, paisajes lunares, malpaíses, tubos volcánicos y excentricidades geológicas dignas de admirar y estudiar con detenimiento:    Famoso corte por la carretera TF-24 en la que quedan al descubierto el perfil edáfico formado por las continuas llegadas de materiales que han sido alterados con el tiempo. La imagen muestra el paisaje de Montaña Blanca las grandes bombas volcánicas de varios metros de envergadura y detrás en la parte superior se observa las antiguas coladas de lava en descenso.  El tubo volcánico de “la Cueva del Viento", es el mayor de la Unión Europea con mas de 17 km de recorrido es una muestra más de la complejidad de las formas volcánicas que hacen del Parque un lugar único. Entre los Roques de García antiguos diques volcánicos encontramos quizás la imagen más reconocida del Teide por ser la que aparecía en los antiguos billetes de 1000 pesetas. No es ni mucho menos el único Roque, entre ellos también esta "El Zapato de la Reina" o como formación geológica del mismo origen la grandísima "Catedral".
CÓMO LLEGAR:Desde el Teleférico recorriendo el sendero de bajada hasta el Refugio de Altavista
COMPONENTES:VICENTE Y SUSI.
ITINERARIO:REFUGIO ALTAVISTA / IZQUIERDA / SENDERO DERECHA / FUMAROLAS / PICO TEIDE / RAMBLETA / MIRADOR DE LA RAMBLETA / TELEFÉRICO.
LA RUTA:Pese a estar en una habitación para seis personas apenas hemos pegado un ojo, pero al menos hemos descansado. Nos levantamos antes de la hora prevista y sacamos las mochilas fuera de la habitación. Nos aseamos y tomamos café de la máquina, con galletas, frutos secos y una barrita. Antes de salir nos abrigamos bien, la temperatura ha bajado, no debe de haber más de 10º. El cielo parece claro, y con los frontales,  distinguimos bien el sendero que comienza a la izquierda del refugio. En la oscuridad vemos bailar las luces de algún frontal de alguien que nos precede. Es imposible hacer fotos sin claridad, no logro centrar ningún punto en el objetivo.
Con cortas rampas el sendero nos va elevando con rapidez. Tenemos que superar un desnivel de unos 500 m. e intentaremos llegar antes del amanecer, que será a las siete y pocos minutos. Al no poder hacer fotos, me adelanto unos metros y me voy girando, para que con mi frontal Susi tenga más visibilidad, está progresando muy bien. Por fin, en el cruce con el Mirador de la Fortaleza, logro hacer una foto a la tablilla del sendero y al panel de la Rambleta.
Hemos cogido un ritmo suave pero constante, con algunas paradas para ingerir líquidos. Alguna gente joven y más fuerte nos adelantan. A partir del sendero Telesforo Bravo el desnivel es más encrespado y la subida se ralentiza. Parece que el diafragma capta alguna luz y logro hacer las primeras fotos.

Seguimos esforzándonos. Quizás al caminar en la obscuridad y no ver cuánto  nos queda, subamos más relajados, sin la obsesión de alcanzar la cima. En una arista comenzamos a ver emerger las primeras luces amarillo-rojizas del amanecer.

Susi me dice que me adelante, para poder captar las fotos de la salida del sol. Al llegar hay muy poca gente todavía y voy haciendo algunas fotos con claridad, la línea del horizonte está cada vez más encendida.


Sigo sin perder de vista el pasillo de la cresta donde están las fumarolas, controlando la llegada de Susi. La gente va  alcanzado la sima y situándose, pero sigo viendo menos gente que hace cinco años. Poco a poco la claridad va aumentando, y un pequeño y encendido segmento del sol va apareciendo por detrás del horizonte. Todos estamos pendientes, viendo como emerge milímetro a milímetro. En ese momento llega Susi.


Pico Teide (3.718 m.) máxima altura de Canarias, de España y de cualquier tierra emergida del Océano Atlántico. Con la claridad es alucinante comprobar que estamos rodeados por un inmenso mar de nubes algodonosas. Susi está sonriente y pensativa, ¡¡lo ha vuelto a conseguir!!


Poco a poco la claridad va aumentando, y un pequeño y encendido segmento del sol va apareciendo por detrás del horizonte. Todos estamos pendientes, viendo como emerge milímetro a milímetro. Todos adorando al dios SOL, todos adorando al dios de la vida.











Y cuando el ardiente círculo sobrepasa la línea del mar de nubes culminando el gran espectáculo, todo son sonrisas. Un grupo de franceses brindan con champan, otros bebidas calientes de las termos. Solamente hay dos cámaras, una con trípode y la mía, los móviles están ganando la batalla.











Ahora que el sol está subiendo, asistimos a otro fenómeno maravilloso. Al darle el sol por el Este, en el Oeste, una alargada y puntiaguda sombra va creciendo sobre el mar de nubes. Es la sombra del Teide que forma una impresionante pirámide perfecta, al igual que ayer al atardecer en el refugio Altavista.

Somos de los últimos en comenzar a descender, queremos aprovechar cada minuto de este día inolvidable. Pasamos por una zona protegida por una baranda con cadena y que al subir no vimos en la obscuridad. Un tufo a azufre invade la zona y vemos cortinas de humo cálido, son las fumarolas del Teide que nos recuerdan que este volcán está vivo todavía.


Percibimos que el sendero Teodoro Bravo está muy cuidado, arreglado para mejor uso de los que suben con el teleférico, pero el desnivel sigue siendo el mismo. En la ladera se ven zonas amarillo-verdosas que indica la presencia de fumarolas. En un lateral seguimos viendo la sombra del Teide.


Las fumarolas son la manifestación más visible de la actividad del Teide. Se producen cuando el calor interno del volcán evapora agua de lluvia que se ha infiltrado en el terreno. Los gases provenientes del interior llevan azufre, que cristaliza en la superficie en depósitos de llamativo color amarillo.

El sol ya está en lo alto y poco a poco seguimos bajando por el sendero que en muchos tramos está provisto de peldaños. Mirando hacia arriba vemos el desnivel que hemos deshecho, y hacia abajo cada vez tenemos más cerca las instalaciones del teleférico.











Llegamos al cartel de la zona de control y a las instalaciones de la Rambleta (3.550 m.), mientras nosotros descansamos, sube una cabina del funicular con tres guardas y más tarde nos dan acceso a la cabina para descender. Quedamos unos diez. El cabreo por no poder descender por Pico Viejo se ha pasado.

El tiempo de bajada es muy corto. En la base hay una cafetería, nos detenemos para desayunar tranquilamente. Hemos decidido regresar al hotel a descansar y preparar las maletas, mañana muy temprano nos vamos.

RECORRIDO:LINEAL. 
AGUA POTABLE EN RUTA:NO.
DISTANCIA:3,8 KM.
TIEMPO EN MOVIMIENTO:03:10 HORAS.
ALTURA MÁXIMA:3.718 M. (Pico Teide)
ALTURA MÍNIMA:3.260 M. (Refugio Altavista)
DESNIVEL POSITIVO:525 M.
DESNIVEL NEGATIVO:245 M.
DIFICULTAD:MODERADA.

viernes, 25 de mayo de 2018
Posted by Vaig a Peu

TEIDE: TELEFÉRICO, MIRADOR DE PICO VIEJO, MIRADOR DE LA FORTALEZA, REFUGIO ALTAVISTA.

"Echeide/Echeyde" era el nombre que le daban los antiguos aborígenes tinerfeños al gran volcán, en su mitología en el edificio volcánico vivía "Guayota", una figura demoníaca de vital importancia en su cultura, representativa de "el Mal". Aunque el volcán en sí, ha tenido muchos nombres según las culturas antiguas que lo descubrían. El Parque Nacional del Teide ocupa la zona más alta de la isla de Tenerife, Isla capitalina del Archipiélago Canario, situado al norte de África en el Océano Atlántico, cerca de la costa de Marruecos. El Parque Natural del Teide es el mayor y más antiguo de los Parques Nacionales de las Islas Canarias y uno de los más antiguos de España (1954). En el P.N del Teide se encuentra el volcán que le da nombre con su punto más alto (Pico Teide) en las coordenadas: 28°16'20.9"N 16°38'33.1"W. La ONU ha destacado al Teide como uno de los 16 volcanes de la época, lista de los volcanes más peligrosos del mundo. El colosal edificio volcánico es increíblemente sorprendente, tal ha sido la actividad volcánica en la zona que se considera uno de los puntos geológicos más importante y bajo estudio continuo del mundo. Desde su formación, la cual echa por tierra muchas hipótesis sobre su génesis hasta su actividad futura inminente (a efectos geológicos) según los estudiosos. Por supuesto la actividad volcánica va de la mano de una gran actividad sísmica la cual se suele dejar notar a percepción de las personas hasta varias veces al año. No solo la actividad volcánica y sísmica puede ser peligrosa en la zona, los procesos de ladera, los túneles volcánicos huecos, cavidades acuíferas, galerías... en ocasiones también generan perjuicios de movimientos de masa de tierra. Esto junto a la rápida oxidación de los minerales de origen volcánico, la aceleración por temperaturas relativamente altas y un clima muy húmedo en la zona Norte, provocan procesos de edafogénesis con un fuerte componente de tixotropía, que conlleva en ocasiones a grandes desplazamientos de tierra en las laderas de la isla. Por otro lado el Parque Nacional del Teide consta de una comunidad  biológica prácticamente única en todo el mundo, las grandes brechas que abre en el ecosistema un biotopo de alta montaña sumamente particular de base volcánica y alimentado por la humedad de los vientos alisios del Océano Atlántico ha generado multitud de especies endémicas así en la flora como en la fauna que destacaremos mas adelante. Mas estas, están muy condicionadas, por lo cual sufren una gran vulnerabilidad y carecen de un equilibrio muy estable, por ello, el marco legal amplio que rodea este ecosistema tan particular.
jueves, 24 de mayo de 2018
Posted by Vaig a Peu

DE LA CRUZ DEL CARMEN A CHINAMADA, MIRADOR DE AGUAIRE Y LAS CARBONERAS, PARQUE RURAL DE ANAGA, TENERIFE.

El espectacular paisaje de Anaga es el resultado de la acción de las fuerzas erosivas sobre un territorio volcánico, originado en un periodo de intensa actividad eruptiva que comenzó hace unos 6,5 millones de años. Su desmantelamiento erosivo, ha excavada una densa red de barrancos y dejado al descubierto numerosos diques y pitones, testigos de antiguas emisiones volcánicas. Por su altitud y orientación, Anaga se beneficia de los vientos húmedos del NE (vientos alisios), que condicionan la existencia de un ambiente húmedo y lluvioso en las partes altas, en claro contraste con las zonas áridas, de elevada insolación y escasa pluviometría, de las costas. Esta diversidad de ambientes favorece el asentamiento de la vegetación en pisos, con comunidades vegetales muy diferenciadas. Entre los hábitats naturales de Anaga se encuentran algunas de las mejores manifestaciones de los ecosistemas de Canarias. Destacan por su buen estado de conservación, los bosques de laurisilva de sus cumbres, los sabinares como los de Afur, los cardonales tabaibales del extremo oriental del macizo, y pequeños enclaves de pinar y comunidades de agua dulce como las del Barranco de Tamadiste. Este abanico de comunidades alberga numerosas especies animales y vegetales con más de 120 endemismos locales (exclusivos de Anaga), algunos de ellos muy escasos y amenazados. Desde la instalación de los primeros colonos en el siglo XVI, comenzó el abancalamiento de las laderas de los barrancos con el fin de ampliar la superficie de cultivo y evitar la erosión de las tierras más fértiles. El esfuerzo invertido por aquellos campesinos ha llegado a nuestros días como un importante patrimonio paisajístico y cultural. Al margen de la actividad agrícola y ganadera propia de una economía de autoabastecimiento, se inicia entonces una importante actividad económica basada en el comercio del azúcar, la madera y, posteriormente, el vino. . estos productos se destinaban al comercio europeo a través de algunos embarcaderos situados en las costas de Anaga, como es el caso del Roque de las Bodegas, en Taganana. Durante las últimas décadas, la región ha sufrido un importante éxodo poblacional hacia zonas urbanas próximas, como consecuencia del auge del sector servicios. Esto ha supuesto en envejecimiento de la población y el progresivo retroceso de las actividades tradicionales.
martes, 22 de mayo de 2018
Posted by Vaig a Peu

MASCA, PARQUE RURAL DE TENO, TENERIFE.

Las casitas del Caserío de Masca se alinean sobre las crestas de las montañas. Ocupan prácticamente cada porción del espacio habitable, encaramadas al filo del abismo que dibujan los barrancos más hondos de la isla. El Mirador de Cherfe (en la carretera que llega desde Santiago del Teide) regala una estupenda panorámica del conjunto habitado. Este siempre fue un rincón angosto y perdido de la civilización al que la electricidad llegó no hace mucho y donde las carreteras eran poco más que caminos polvorientos. De hecho, durante años solo hubo una vía de comunicación con el exterior, el Camino de los Guanches, que conectaba Masca con Santiago del Teide. Pero gracias a ese secular olvido, se conserva como antaño. Ser un sitio pequeño no le impide coleccionar tesoros valiosos como la casa de los Avinculados, en el Caserío de Piedra, o una minúscula iglesia del siglo XVIII. Hasta cuenta con un museo y un centro de artesanía, que han sido montados en el interior de una de las casas del núcleo. El caserío es uno de los mayores encantos del Parque Rural de Teno, al condensar los elementos que hacen inconfundible a la arquitectura tradicional de Canarias: uso de mampostería y madera, sencillez conceptual y plena adaptación al entorno. Popular como el caserío es el Barranco de Masca, de los más bellos de la isla y perfecto para practicar senderismo entre su abundante vegetación. El recorrido se realiza en unas cuatro horas y transcurre desde la montaña hasta el mar, punto en el que una embarcación traslada a los senderistas de nuevo a tierra firme. Eso sí, no te recomendamos adentrarte en él porque no está homologado y es verdaderamente peligroso. En un roque utilizado como santuario aborigen, no lejos del caserío, se ha encontrado un conjunto arqueológico con grabados rupestres. Las leyendas cuentan que por su carácter de sitio apartado y solitario, era uno de los escondites preferidos de los piratas que merodeaban por la isla. El Caserío de Masca es Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico. La visita a esta zona se puede alargar para, además de Masca, conocer otros caseríos de los alrededores como el mismo El Palmar, Las Portelas y Teno Alto.
lunes, 21 de mayo de 2018
Posted by Vaig a Peu

POR LOS MONTES DE LA ESPERANZA, TACORONTE Y SAUZAL, TENERIFE.

La Batalla de Acentejo fue una batalla que se produjo durante la conquista de Tenerife, en el  Barranco de Acentejo en el año 1494, aunque su fecha no puede atribuirse con exactitud, se estima que pudo haber ocurrido en mayo. Esta batalla también se conoce como La Matanza de Acentejo, la cual da lugar al nombre del  municipio homónimo en el norte de Tenerife, el cual, a su entrada, tiene un mural conmemorativo de éste episodio. Es considerada como uno de los episodios más importantes de la Historia de Canarias, especialmente, por ser la principal derrota del ejército castellano durante la Conquista de Canarias en el siglo XV. Tras la conquista de la isla de La Palma en 1493, quedaron todas las islas del archipiélago bajo mando castellano, a excepción de la isla de Tenerife, que seguía controlada por los guanches. Las tropas castellanas se internaron en Tenerife para poder tener el control de todas las islas, pero se encontraron con una resistencia mayor de lo esperado. La contienda enfrentó por una parte, a los aborígenes de la isla de Tenerife, capitaneados por el Mence y de Taoro, Bencomo, asistido por su hermano Chimenchia, y por otra parte, al ejército castellano, en el cual también se integraron aborígenes de la propia isla (Menciyato de Güímar) como de otras (Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria), capitaneados por Alonso Fernández de Lugo. El ejército castellano desde el campamento se adentró en el territorio de Taoro se apoderó de animales que pastaban por la zona y, confiándose al no encontrar presencia de los guanches, emprendieron el camino de regreso. Por otra parte el ejercito aborigen los vigilaba y seguía por el monte para esperar la oportunidad de hacerles una emboscada, lo que se produjo en el barranco de Acentejo. Éste era un lugar de monte, con una cuesta hacia arriba con presencia de matorrales y arbustos, presentando una desventaja táctica a los jinetes castellanos, y, al mismo tiempo, una ventaja a los aborígenes de Tenerife, ya que eran oriundos de esta zona. El desenlace de la batalla se salvó como una victoria de los aborígenes tinerfeños, utilizando como armas principalmente las pedradas y los bastonazos, frente a un ejército castellano tecnológicamente superior, obligando a los soldados castellanos supervivientes a retirarse a su campamento en Añazo (actualmente en  Santa Cruz de Tenerife). Se dice que el pueblo de La Esperanza tiene ese nombre debido a la esperanza de salvación de los castellanos tras la huida de la batalla, al divisar desde esa zona montañosa el campamento en la costa. El propio Alonso Fernández de Lugo salió malherido, pero pudo salvar su vida gracias a la ayuda de Pedro Benítez el Tuerto.
sábado, 19 de mayo de 2018
Posted by Vaig a Peu

A LA SAFOR PER LA FONT DE LA REPRIMALA

El topónimo arábigo Safor, que significa roca o espacio en forma de anfiteatro rocoso, denomina con precisión este hito paisajístico; por extensión, también da nombre a la comarca donde se localiza esta espectacular herradura rocosa. El circo de la Safor –uno de los parajes sublimes toda la montaña valenciana– constituye una enérgica vertiente de singular morfología, una atalaya sobre la llanura litoral y el río Serpis que la fecunda, una fuente de recursos naturales (agua, pastos, leña, carbones, etc.), una abrupta ladera colonizada y vivida, y la imagen simbólica de un entorno mediterráneo. El circo se desarrolla en la vertiente norte de la Serra de la Safor (1013 m. a unos 15 Km de la costa), con un desnivel de más de 800 m en forma de anfiteatro circular. La red de barrancos secundarios (Munyós, Canteres, Pous,etc.), que drenan la abrupta herradura, confluye en el Barranc de la Safor que, poco después, se une al Riu Serpis en el estrecho de la Arcada. En el seno del circo hay un gran contraste hídrico, climático, edáfico y botánico que estructura una diversidad de microambientes y nichos ecológicos. En contraposición al circo, pero en la ladera meridional de la misma sierra, se halla el poljéPla de la Llacuna, “llamado así por las muchas aguas que allí acuden quando llueve, las que se introducen en las entrañas de la tierra por varios sumideros” (A. J. Cavanilles). La forma del circo es ovalada, casi semicircular, de 2’5 km de radio mayor y unos 2 km de radio menor. A unos 300 m de la cima hay una ruptura de pendiente, consecuencia de la desigual estructura rocosa. En el interior del circo existe una densa red de drenaje, numerosos canchales de derrubios y depósitos coluviales y aluviales. El borde septentrional del circo se encuentra truncado por el río Serpis, que ha desempeñado un importante papel en la génesis y evolución de la gran herradura rocosa. El circo se halla en un sector de gran complejidad tectónica y litológica (calizas y dolomías permeables y carstificables separadas entre sí por un conjunto margo-detrítico impermeable y de despegue, muy plástico en condiciones de saturación). La morfología circular del circo se habría producido por la acción combinada de procesos de carstificación y erosión lineal de los roquedos carbonatados sobre un nivel de base de despegue, constituido por margas arenosas. La masa carstificada se deslizó a favor de las margas arenosas; a su vez, el río Serpis removió y evacuó el material deslizado de la ladera. En el circo –ahora una abrupta cuenca torrencial de recepción– hay numerosas surgencias y fuentes, algunas de las cuales se benefician de galerías de captación. La vegetación termo y mesomediterránea subhúmeda del circo de la Safor, muy castigada por los incendios, se completa con la de microambientes submediterráneos en los cantiles rocosos. El paraje alberga algunos destacados endemismos. Entre otras especies, cabe citar algún tejo, helechos en las partes más húmedas y bosquetes de carrascas y robles marcescentes. (Joan F. Mateu)
sábado, 12 de mayo de 2018
Posted by Vaig a Peu

POR LA MONTAÑA DE LA VALL D’ALCALÁ

Habuabdele Yuan Fudäyl, Al-Azraq (El Azul) Wissir y señor de villas, alquerías y castillos desde Pego hasta Penaguila, vasallo del rey aragonés D. Jaime I desde que este conquistara el Reino de Valencia, harto de incumplimientos rompió la tregua por segunda vez y se dirigió con sus tropas hacia Xátiva, saliéndole al paso el rey le obligó a refugiarse en el castillo de Llutxent, donde quedó cercado.  Allí, tras largas discusiones con el infante D. Alfonso, hijo mayor de D. Jaime, logra un pacto de vasallaje. Se firma el 16 de abril de 1245 en un lugar junto a un pozo de agua (aún existe y hay una placa conmemorativa) a media legua de la población, por lo que se le denominara PACTE DEL POUET. El documento está interlineado en escritura árabe y en romance castellano. El romance después de tantos años puede leerse, así como el árabe que es legible por los traductores. Curiosamente los textos no expresan lo mismo. Parece que los escribanos quisieron contentar a los dos bandos para que todos quedaran satisfechos. En el mismo, se llega al acuerdo para el reparto de los 17 castillos que poseía Al-Azraq. Los de PopTárbena los entrega en el acto al rey aragonés. El de Alcalá Perputxent se los queda para sí y sus descendientes. Los de MargaridaXeroles, Cairola, Beniaya, Castiel Galinera los retendrá durante tres años, partiéndose las rentas con D. Jaime. Pasado dicho plazo se los entregará. De la misma manera se reparten las alquerías de Tollos Ebo.Y también pactan que a partir de ahora los que pudieran ganar, se repartirían las rentas a medias. Este pacto, como casi todos los de aquella época, no se cumplieron y tiempo después, (a pesar de los esfuerzos de la esposa del rey Dª Violante por convertirle al cristianismo, casándolo con una princesa), volvió a rebelarse pero esta vez tuvo que abandonar todos sus dominios y posesiones y refugiarse en el Reino de Granada. (Arturo Moreno, Alicante Vivo)
sábado, 5 de mayo de 2018
Posted by Vaig a Peu

COVA DEL BOLUMINI Y EL PORTÍN DESDE EL CAMPING DE MARIOLA.

Bele, ese es el nombre de uno de los viticultores mas antiguos de la Sierra de Mariola, esta persona ejerció el oficio de la agricultura hace unos 3.000 años, su poblado se asentó en Mariola durante 10 siglos. Fué uno de los Íberos que convivió con nuestras sierras, mucho antes de que siquiera el Cristianismo existiese. (desde el Siglo XI hasta el I A.c) Bele vivió en un poblado íbero (oppidum) en la loma de “El Cabeço de Mariola”, (justo la montaña de arriba del actual “Camping de Mariola”), este poblado íbero aprovechó el dominio visual que otorga la cima y dominaron la zona gracias a sus fortificaciones naturales, usando el mismo relieve de la montaña que hacia de pendiente, obligando a los enemigos a penetrar en el poblado solo por una entrada. Alrededor del asentamiento, se distribuían casas y huertos de agricultores que dependían de estos fortines, ya que la vigilancia y protección era clave para la vida en época de conflictos bélicos. Así es como los Íberos se aseguraron un aprovechamiento de los recursos de la sierra, asentándose en un territorio en la que abundan las fuentes de agua, creando una zona con aprovechamientos agrícolas y teniendo gran producción de madera, además la frescor de la sierra en los meses estivales les fue de gran ayuda a los pastores de bovino y caprino, generando pastos y confort para el ganado. También controlaban la zona de tránsito y circulación del territorio, ya que estaba en contacto con la “Vía Heráclea”, un importante camino histórico que se utilizaba mayoritariamente para el comercio de recursos con colonias griegas. Bele, el viticultor citado anteriormente, no es un personaje ficticio que he creado para acompañar este texto, él fue una persona real que vivió en Mariola. Gracias a las expediciones arqueológicas realizadas en 2013, se han podido conseguir restos de nuestros ancestros, como la ánfora de cerámica de Bele, donde maceraba y guardaba el vino, en ella ha quedado grabado su nombre en grafía Íbero-levantina. Además de esta ánfora, se han encontrado diversas cerámicas que indican diseños típicos de la Edad de bronce final, similares e los encontrados en el Castell de Xátiva. Muchos de los restos cerámicos, se hallan termo-alterados y con restos de ceniza, esta ceniza nos cuenta que al parecer, el poblado fue saqueado con fuego y que impidió que sus habitantes pudiesen recuperar sus pertenencias y reservas domésticas, concluyendo así una etapa de 10 siglos de vida en la naturaleza, finalmente conquistada y saqueada por el imparable crecimiento del Imperio Romano. Estos descubrimientos nos muestran el patrimonio que descansa en nuestras sierras, los restos de lo que fueron las costumbres, oficios, culturas y vidas de nuestros antepasados, recordándonos que la Sierra de Mariola nos ha dado cobijo y ha sido nuestro hogar durante miles de años, formando parte de nuestra vida e historia. Rubén Celada - https://espacios-naturales.blogspot.com.es/2017/11/ceramica-y-ceniza-el-recuerdo-de-la.html
miércoles, 2 de mayo de 2018
Posted by Vaig a Peu

LA FINESTRA, LA COVA DE L’ARC, EL FORAT Y ELS PINTURES RUPESTRES EN BÉRNIA.

La sierra del Bèrnia es  línea divisoria natural de las comarcas alicantinas de la Mariana Baixa con la Marina Alta, cuenta con una extensión aproximada de 11 quilómetros con una ligera orientación de Nor-oeste a Sur-este y con una superficie aproximada de 1900 Ha. Comparte el territorio con los municipios de Callosa D’en Sarrià, Altea, Calp, Benissa y Xaló. Su punto más elevado Cim del Bèrnia situado a 1128 metros sobre el nivel del mar y  situado dentro del término municipal de Xaló. Posiblemente estemos hablando de una de las montañas de la provincia de Alicante con mayores características alpinas. Presencia de abundante roca calcárea con grandes zonas de paredes verticales de considerable altura, rodeada de grandes pedregales, y con fuertes desniveles. Su ligera orientación de Nor-oeste a Sur-este como hemos apuntado anteriormente está presidida por una estrecha cresta en todo su recorrido que hace imprescindible la utilización en algunos tramos  de técnicas de escalada para recorrerla. Montaña muy agreste que incluso para efectuar sus recorridos más clásicos y normales, nos obliga a efectuar pequeños pasos de segundo grado de dificultad, ayudándonos con las manos para progresar con seguridad. Pasos que no se aconsejan para los que padezcan de vértigo, ya que si estos, no representa gran dificultad técnica, sí que tendremos visibilidad vertical y de altura. En la actualidad, los pasos más utilizados en las rutas normales, se encuentran equipados con cuerdas fijas y  cadenas que han favorecido muy mucho a la seguridad de los montañeros que se acercan a su cumbre. El Bèrnia sin duda alguna, es una montaña que no deja indiferentes a los montañeros, su belleza y su aspecto agreste, la hacen única y como no, es un auténtico placer contemplar las espectaculares vistas existentes desde sus alturas. El Forat, pasadizo subterráneo singular y sorprendente, que comunica la vertiente norte de la sierra con la vertiente sur, con una longitud aproximada de unos 20 metros y con una altura variable, llegando en algunos puntos a los 90 cmts, lo que obliga a gatear al visitante, no perdiendo en ningún momento  la luz exterior. Este paso traviesa la estrecha cresta del Bèrnia, que se podría calificar como extraordinario ya que al efectuarlo, cambiamos completamente de paisaje.
sábado, 28 de abril de 2018
Posted by Vaig a Peu

CASTILLOS Y CORRALES A LA UMBRÍA DEL BENICADELL

El castillo de Rugat (Hisn Rugât, siglo XII) controlaba los términos de Aielo, Terrateig, Montoxelvo, Rugat, Castelló y La Pobla. Fortaleza fronteriza entre las taifas de Játiva y Denia, hasta la conquista en 1258 por el rey Jaime I. Posteriormente formó parte de la red de fortalezas de Penacadell y cedido después a Bernat de Bellvís, sus descendientes se trasladan al vecino Palacio de Castelló de Rugat, siendo abandonado definitivamente hacia 1500. Coronaba una muela casi inexpugnable, con dos aljibes, de los que se conserva uno cubierto, estancias para soldados y casa del alcaide. El castillo participa activamente en la revuelta de al-Azraq, 1248-58 según explica el propio Jaime I, en su “Crónica” o “Llibre de los Hechos”, al-Azraq le hizo saber que se quería convertir al cristianismo con la intención de casarse con la hermana d’En Carroc. Para tal menester le pidió una entrevista, en el Castillo de Rugat. De camino hacia el lugar el Conquistador, que iba acompañado por una escolta de treinta y cinco caballeros, envió una avanzadilla de dieciocho que cayeron en una trampa preparada por al-Azraq. Entonces el monarca se dio cuenta  y se retiró, escapando de esta forma de la emboscada. Fue destruido durante la Guerra de Castilla en el siglo XIV para evitar que cayera en manos de los castellanos. En sus muros se abren saeteras para disparar ballestas con flechas impregnadas de altramuz del diablo (Anagyris foetida): una planta venenosa que prolifera todavía en la zona. Se trata de una construcción de planta cuadrangular, adaptada a la topografía del terreno realizada con fábrica de tapial, de la que actualmente solo se conserva el aljibe con cubierta y bóveda de cañón y restos de su fachada principal y de una torre interior.
sábado, 21 de abril de 2018
Posted by Vaig a Peu

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -