Posted by : Vaig a Peu sábado, 1 de julio de 2017

La Torre Seguró, conocida también como Torre Punta Cavall, se encuentra en la parte septentrional de la ciudad de Benidorm, capital de la comarca alicantina de la Marina Baixa. El origen de Benidorm es posterior a la fecha de concesión de la Carta Puebla de la actual ciudad el 8 de mayo de 1.325, en la que se documenta que no existía edificación alguna en la Punta de Alfalig (actual Canfali), y que el almirante Bernard d´En Sarriá mandó construir en dicho punto un castillo y a su alrededor una villa, que formaría parte del señorío de dicha familia y dependiente de la baronía de Polop de la Marina. Se trataría, pues, de una fortificación y villa de fundación señorial de la segunda mitad del siglo XIV, creada por razones estratégico-políticas para la defensa de los continuos ataques costeros de los piratas sarracenos, y también para el aprovechamiento comercial y pesquero de la zona. Durante el siglo XVI se realizaron diversas reparaciones y ampliaciones de esta fortificación, pero a partir de ese momento este recinto fortificado se va deteriorando progresivamente, al no pertenecer a la Corona ni sus propietarios estar en condiciones económicas para hacerse cargo de las obras, por lo que el castillo fue paulatinamente abandonado y arruinado. Con las incursiones berberiscas a la costa alicantina, y en este caso en la comarca de la Marina Baixa, se construyeron diversas torres vigía y de defensa de costa, especialmente en Villajoyosa y en Benidorm. En esta última población, fueron construidos el Fortín de Canfali, la Torre Escaletes y la que nos ocupa, la Torre Seguró. En la Guerra de la Independencia, el castillo fue arrasado totalmente por un bombardeo realizado por la flota inglesa al retirarse las tropas napoleónicas, quedando tan solo unos pocos restos de la muralla original del mismo. La Torre Seguró fue construida en los albores del siglo XVI por el ingeniero italiano Antonelli, autor de otras fortificaciones de la época en la provincia de Alicante. Es una torre de cuerpo troncocónico, construida enteramente en sillarejo y mampostería, y aparentemente maciza.  Estaba levantada sobre un paramento o base de mampostería, actualmente en muy mal estado. Sólo se conserva la mitad inferior de la torre, por lo que desconocemos su altura total originaria, así como la disposición de la terraza, no sabiendo si era plana, con algún tipo de ménsula o de tipo almenado. Dada su privilegiada posición esta torre vigía dominaba una  gran extensión de costa, por lo que se supone que tendría una gran importancia en su momento  contra los ataques piratas a la costa. Actualmente, por fin, está siendo remozada, no reconstruida, puesto que pese a ser el monumento más antiguo de Benidorm, falta documentación para poder argumentar y conocer cómo fue cuando estaba completamente en pie.
Otro de los atractivos de esta ruta son los acantilados de la sierra, de más de 200 metros de altitud, que se pueden contemplar casi en su totalidad. A los pies de estos se encuentran las dunas fósiles trepadoras, formadas hace unos 75.000 años, y el principal motivo de la declaración del Parque Natural de Serra Gelada. 
CÓMO LLEGAR: Por la AP-7 hacia Benidorm, salida en la nº 65 BENIDORM (LEVANTE) CALLOSA D’ENSARRIÁ, bajar recto en perpendicular  por la Avda. de Europa hacia la playa, en la Avda. del Mediterráneo torcer a la derecha, intentar aparcar en cualquiera de la calles adyacentes, aunque puede resultar tarea difícil en estas fechas. Nosotros lo hemos hecho en el parking público de la Agüera.
COMPONENTES: VICENTE, SUSI, PEPE Y TERE.
ITINERARIO: PARKING / AV. MEDITERRÁNEO / CALLE BERLÍN / CASTELL DEL MAR / CRUCE / CALA ALMADRAVA / MIRADOR / CUEVA DEL BARBERO / CALA TI XIMO / TORREÓN / PUNTA DE L’ESCALETA / CRUCE REGRESO / PUNTA DE PINET / RINCÓN DE LOIX / PASEO MARÍTIMO / PARKING.

LA RUTA: Pese a la predicción de lluvias, seguimos con nuestras veraniegas rutas costeras. Hoy vamos a conocer la punta oeste de serra Gelada, con sus pequeñas calas y la torre de Seguró, en la Punta del Cavall.

La ruta en sí es muy corta pero se puede alargar cuanto queramos, depende de las ganas que tengamos de pasear y caminar, estirando el recorrido por la Avenida del Mediterráneo y el Paseo Marítimo. En nuestro caso desde el parking de la Agüera.

Iniciamos tomando la Avenida del Mediterráneo hacia el Rincón de Loix, con un ambiente tranquilo y sosegado, Benidorm duerme a estas horas. En el Rincón de Loix, seguimos de frente subiendo por la calle Berlín.

Subimos en dirección a serra Gelada, pasando por los hoteles que se elevan desde la ladera y tienen el acceso por esta zona. Entre sus rejas de alambre vemos el desconcierto de altitudes de los rascacielos, y al fondo el Puig Campana y el Ponoig.


Llegados al Castell del Mar, dejamos de subir y seguimos el asfalto por la derecha, comenzando a bajar para rodear los edificios de apartamentos y hoteles, continuando por la izquierda, dejando la Punta de Pinet para el regreso.

En seguida tenemos a la vista el mar, de un azul cobalto intenso y flotando en sus aguas, l’illa de Benidorm, que actualmente no está habitada puesto que no duermen los empleados que atienden el restaurante ni los tripulantes de los barcos turísticos.

A medida que vamos bajando las miradas al mar se amplían sobre la cala de la Almadraba, de aguas cristalinas y diversos tonos de azul originados por el viento que sopla sobre las aguas sin levantar oleaje. Apenas hay gente a estas horas.

Llegamos a un cruce de caminos balizado con paletas informativas del Parc Natural de Serra Gelada. Primero seguimos hacia el pequeño Mirador, también utilizado como parking. A la derecha hay trazas de senderos a la cala de la Almadraba.


Decidimos no bajar por el sendero a la Cala de la Almadraba, puesto que desde arriba tenemos una vista espectacular. También por el lado izquierdo del Mirador se puede bajar hasta cerca del mar para ver la cueva del Barbero.

Volvemos al asfalto del camino que en suave descenso nos lleva a la cala del Ti Ximo. Tiene el nombre de su antiguo propietario, un pescador de la zona que intentó sacar provecho de su improductiva cala plantando higueras y algarrobos.


Al cavar salió una tierra rojiza que llamó la atención de unos ingenieros que vieron el filón de una mina de ocre. Trataron de que firmara unos papeles llenos de letra pequeña para que ellos pudieran explotarla, y pese a no saber leer se negó.


Eran los años 40 y fue coaccionado por explotar la mina sin haberla declarado, pero también se negó, hasta que amenazaron con encerrar a sus hijos y soltarlo a él. Solo entonces puso la cruz en todos los papeles.


La explotación no duró mucho, pero él sentía que la cala había sido envenenada por los acontecimientos y finalmente fue vendida. Desde la diminuta playa, por la derecha tomamos un sendero en la ladera que nos devuelve al Mirador.

Regresamos al cruce balizado con paletas del Parc Natural, cerrado para los vehículos por una cadena. Este camino asfaltado, esquiva algún barranco serpenteando entre las laderas de la montaña, donde en lo alto distinguimos la Cruz de Loix.


Al tomar altura obtenemos preciosas vistas de las dos calas que hemos dejado atrás junto con la ensenada y los rascacielos. Desde los quitamiedos de la carretera vemos en el horizonte l’Illa de Benidorm.


En un recodo de la sierra alcanzamos la máxima altura y comienza una aminorada bajada que termina en la Punta de l’Escaleta, a los pies de la Torre de Seguró posicionada en lo alto del montículo. Las vistas al mar son preciosas.

Mientras nos acercamos nos llaman la atención los andamios que rodean el Torreón. La están reparando, había leído que su estado era lamentable. Por lo visto el tirón turístico de la gente que viene a visitarla ha merecido su restauración.

Pequeños cauces y ramblizos pasan por debajo de la carretera para desaguar en el mar, dándonos miradas agrestes de esta sierra y largas vistas al mar. Unos pescadores que han pasado la noche sin éxito en la punta, recogen sus trastos.

Torre de Seguró (63 m) construida en los albores del siglo XVI por el ingeniero italiano Antonelli, autor de otras fortificaciones de la época en la provincia de Alicante. Es una torre de troncocónico aparentemente maciza.

No podemos acceder a ella por estar vallado todo el recinto. No será restaurada totalmente, solo reforzarán para evitar accidentes, los restos que quedaban de la misma. Por el vallado nos perdemos algunas vistas laterales.










Otro de los atractivos de esta ruta son los acantilados de la sierra, de más de 200 metros de altitud, que se pueden contemplar casi en su totalidad. Vemos la pequeña Illeta Penyes d’Arabí  y al fondo la punta de Moraira.

A los pies de los acantilados se encuentran las dunas fósiles trepadoras, formadas hace unos 75.000 años, y el principal motivo de la declaración del Parque Natural de Serra Gelada. En este punto y desde el mar, es donde mejor se observan.


Por un camino de tierra descendemos al mar en la Punta de l’Escaleta, un mar tranquilo entre las nubes que se van acumulando. Tenemos una mirada soslayada de Benidorm, y a un rocoso litoral ahora en calma.


Tornamos a la parte alta y a la carretera, donde iniciamos el regreso por el mismo camino hasta el primer cruce de esta mañana antes de llegar al Mirador. Vemos las calas desde otra posición y nuevas miradas desde Punta de Pinet.

Tomamos la calle que directamente nos baja a la playa en el Rincón de Loix, y por el Paseo Marítimo llegamos al parking. Caen unas gotas y la playa se vacía pero se llenan los bares y cervecerías en un ambiente festivo.
Nos acicalamos un poco y nos vamos a la parte alta del casco antiguo de Benidorm a tomar unas cervezas. Luego subimos hasta el mirador mientras la lluvia se desvanece. Ruta sencilla y muy agradable.
 
RECORRIDO: CIRCULAR.
AGUA POTABLE EN RUTA: NO.
DISTANCIA: 11,5 KM.
TIEMPO EN MOVIMIENTO: 03:15 HORAS.
ALTURA MÁXIMA: 80 M. (Castell del Mar)
ALTURA MÍNIMA: NIVEL DEL MAR
DESNIVEL POSITIVO: 218 M.
DESNIVEL NEGATIVO: 218 M.
DIFICULTAD: BAJA.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -