Posted by : Vaig a Peu sábado, 7 de octubre de 2017

En cuanto a la Geomorfología podemos destacar Sierra Escalona, con una disposición prácticamente de este a oeste, al norte del término municipal con una altura máxima en este de 345 msnm. De aquí hacia la línea de costa se desciende por suaves pendientes, terrazas y ramblas. Su pico más alto es el Alcores, con 345 msnm. A resaltar la presencia de dos cauces, el del río Seco y el del río Nacimiento. Los dos ríos funcionan como ramblas, ya que suelen llevar agua en varios tramos y raras veces en todo el recorrido. Sobre todo el Río Seco, que constituye la infraestructura natural más singular de la zona, vertebrando el territorio a lo largo de su eje NO-SE; con 29 km², una longitud de 19,6 km y salvando un desnivel de 260 m.  En la zona encontramos vegetación de matorral y pinar mediterráneo, de ríos y ramblas con aguas de diverso grado de permanencia, y especies cultivadas tanto de regadío (cítricos y frutales) como de secano (algarrobo, almendro y olivo ). La vegetación forestal es de bosque mediterráneo: pino carrasco, coscoja, madroño, lentisco, espino negro, palmito, romero, tomillo, globularia, etc. Entre la avifauna nidificante destacan las poblaciones de rapaces diurnas como el busardo ratonero (Buteo buteo), la culebrera europea(Circaetus gallicus), y el azor europeo (Accipiter gentilis). Entre las rapaces nocturnas cabe mencionar que existe una de las poblaciones más densas de Búho real (Bubo bubo) de toda Europa con casi un centenar de parejas censadas.1 La Sierra de Escalona ejerce un papel muy importante como zona de dispersión para individuos juveniles o inmaduros de águila real (Aquila chrysaetos) y águila perdicera (Aquila fasciata). Con respecto a los mamíferos es muy interesante la presencia de una buena población de Gato montés (Felis sylvestris), junto con otros mesodepredadores como la Gineta y el Tejón europeo(Meles meles). En el grupo de los roedores son abundantes los Lirones caretos (Elyomis quercinus) y las Ardillas (Sciurus vulgaris). La presencia de grandes ungulados es casi nula, solo se han realizado algunas observaciones de Jabalí aunque en incremento en los últimos años. Pero sin duda, la característica faunística más importante en este espacio natural es que presenta una de las poblaciones más abundantes de Conejo de monte (Oryctolagus cuniculus) en todo el sureste peninsular. Esta gran población es de vital importancia para el mantenimiento de este ecosistema ya que entre las muchas funciones que realiza, es el alimento principal de la rica y diversa comunidad de depredadores que habitan en este espacio. En la Sierra de Escalona también se encuentran reptiles como la culebra de escalera (Rhinechis scalaris), culebra de herradura(Hemorrhois hippocrepis), culebra lisa meridional (Coronella girondica), culebra bastarda (Malpolon monspessulanum), lagarto ocelado (Timón lepidus)y salamanquesas común y rosada. Aunque las masas de agua natural son muy escasas, la presencia de numerosas balsas de riego artificiales permiten la presencia regular de anfibios como la rana común (Rana perezi), el sapo común (Bufo bufo), el sapo corredor (Bufo calamita) y el sapo de espuelas (Pelobates cultripes).
CÓMO LLEGAR: Por la E-15 y AP-7 dirección Murcia, salida en la nº 528 por la AP-7 dirección TORREVIEJA-CARTAGENA. Tomar la salida nº 751 hacia LOS MONTESINOS y seguir por la CV-945. Luego girar a la izquierda por la CV-95 y poco después girar a la derecha por la CV-951 hasta cerca de Torremendo donde giraremos a la izquierda por la CV-925, seguir hasta el punto kilométrico 18, arriba del puerto del Rebate. A la derecha hay un espacio para aparcar.
COMPONENTES: VICENTE.
ITINERARIO: INICIO / PICO REBATE / CRESTEO / CRESTEAR / CUEVA-SIMA / SEÑAL / CERRO ALCOR / TENDIDO ELÉCTRICO / DCHA. CERCA / DCHA. CAMINO / DERECHA / HITO CUEVA / RETORNO / IZQDA. / DCHA. CERCA / CORTAFUEGOS / COCHE QUEMADO / IZQUIERDA / SIN SENDA / PISTA / IZQUIERDA / CUEVAS DE LAS CHATAS / RENAULT 10 / VERJA / DETRÁS VERJA / FIN VERJA / INICIO.

LA RUTA: Hoy me he quedado solo y he escogido una ruta cercana y totalmente inédita, nunca habíamos estado en la Sierra de Escalona; quizás por su poca altitud, y sin embargo es una pequeña joya a punto de ser declarada Paraje Protegido.

Su avifauna de rapaces es muy importante y su población de Búho real es de las más densas de toda Europa y hasta ahora absolutamente desprotegida. Sin embargo, el punto de arranque no puede ser peor, está siendo utilizado como vertedero.

Por el camino ancho nos adentramos en el bosque de pinos pero en pocos metros comienza a bajar por la derecha y lo dejamos por una sendita a la izquierda que  sube entre lo pinos y matorral de romero y esparto.

Con su fuerte inclinación, en muy poco tramo nos sitúa en la cuerda de la sierra, tan repleta de pinar como las laderas, aunque son pinos pequeños, poco gallardos, y algunos están secos, quizás atacados por la procesionaria.

Hace un día gris que tapa la salida del sol y toda la perspectiva hacia el cercano mar de Santa Pola, Torrevieja, Campoamor, el Mar Menor y Cartagena, ya que pese a su poca altitud es el mejor otero próximo a la costa.


Sorprendentemente llego a la primera cota de hoy, el Pico Rebate con 296 m., a partir de ahora el sendero lo marca la cuerda de la sierra, que se convierte en una bonita cresta técnicamente accesible y apretada el pinar de las laderas.


El sol intenta abrirse paso entre las nubes y puedo observar las dos vertientes, la del sur, izquierda con una gran balsa para riego y una enorme plantación de cítricos en plena producción; y por el norte fincas con plantaciones de frutales.


Resulta muy agradable el crestear por el filo de la sierra, hay momentos en que parece que no haya línea de rocas, solo un filo de vegetación verde, tal es la masificación de los pinos. La dificultad técnica estriba en esquivarlos cuando taponan el paso.


En esta parte de la sierra hay bastante humedad, los pinos y el matorral, sobre todo el esparto, moja las perneras de mis pantalones, y veo muchos caracoles, serranas, lentamente cambiar de sitio. El sol no logra salir.

En algunas cotas, sin llegar a ser cumbres, aparecen pilones cuadrados de obra, como cortas columnas en la cresta, y en otras zonas hay pequeñas manchas de pinar seco que tiñen de marrón la sierra abatidos por alguna enfermedad.


Vuelven los pilones, los caracoles y el verde cordal de la sierra, siempre subiendo en moderado desnivel apenas perceptible. Por fin el sol parece romper la barrera de las nubes y logra reflejarse en el mar como un bonito amanecer.


Llegamos a un sector donde la piedra caliza de la cresta ha sido erosionada por las lluvias y el viento. Vale la pena bajar unos metros para observar las pequeñas cuevas y cárcavas que se han formado al ir desintegrándose las rocas.


El sendero prosigue por el hilo de la sierra junto a unos diminutos abrigos y algunos agujeros que quizás utilicen las aves rapaces, y troncos secos de viejos pinos abatidos. El entorno en sí, es bonito porque está poco manipulado por el hombre.


Hacia atrás, el sol solo ha logrado abrir una ventana en el mar; y por delante tenemos la cresta caliza invadida por el matorral y algún ejemplar de palmito. Nuevo pilón de obra, y la visión de la cara norte con su punto más alto y una verde masa de pinar.


El sol va a remolque de la plancha de nubes que ahora refleja sobre la Dehesa de Campoamor. También tenemos vistas a la gran finca de cultivo de cítricos que tenemos a nuestros pies. Avanzamos rápido hacia el recodo final de la sierra.


Tenemos buena perspectiva del recorrido realizado hasta ahora, un largo trayecto cumbreando toda la sierra que en su final hace una bonita curva al norte, hacia el interior, y ya nos deja ver entre los pinos el vértice geodésico.


Cerro Alcor (348 m.) máxima elevación de la sierra de Escalona. Las vistas siguen nubladas. El descenso es rápido por un corto sendero que nos dirige hacia un tendido eléctrico de alta tensión y la valla de una de las fincas de cítricos.


Al llegar a la valla tenemos que girar a la derecha para enlazar con un camino de tierra por el que seguimos. Pasamos junto algunos algarrobos y por un pasillo de pinar y plásticos sujetos con piedras que sirven de bebedero para conejos y perdices.

Aunque todos los giros son a la derecha mejor controlar con el GPS hasta llegar a un pequeño pivote de cemento, alguna piedra y piquetas metálicas de coto de caza. Este hito es el que marca la situación de las cuevas.


Nos podemos asomar y bajar un poco por la ladera con cuidado para poder acceder a las cuevas, éstas mucho mayores que las anteriores y más bonitas. Hay que indagar bien, porque hay recovecos dignos de admiración.


Las lluvias sobretodo, han ido perforando y deshaciendo la arenisca de la piedra caliza formando preciosas paredes y rincones. Algunas parecen minuciosas celdillas de un panal, largas viseras de abrigos y cuevas.


Volvemos arriba, y siguiendo el GPS hacemos un pequeño circulo para volver al camino. Vemos algunos artilugios donde esconderse para cazar y unas pintadas blancas sobre el tronco de un pino, bloques de cemento y piedras.


De nuevo junto a la valla marcharemos paralelos  a ella, por una especie de camino o cortafuegos que ha realizado maquinaria de desforestación. Han talado los pinos secos y los han apilado a un lado, lo cual puede ser peligroso.


El camino va quedando más claro y pasaremos junto a un coche quemado y oxidado por el tiempo. Entre bancales, acercándonos o separándonos de la valla que esta tapada con tela plástica en algunos tramos.


Haremos un giro a la izquierda entre lomas de pinar, alejándonos de la valla, y un corto tramo campo a través para enlazar con un camino cercano a la ladera donde hay algunos puestos de caza levantados con piedra seca.

Alcanzamos en una zona abancalada unas cuevas excavadas en la tierra, son las cuevas de las chatas, son varias cavidades que en su interior tienen varios aposentos y parecen utilizadas como almacén de trastos viejos.


Están situadas junto a una casa de campo con bancales de labor llamada el Rincón, y la verdad que lo es. Tiene un aljibe azul y arbustos ornamentales, también una especie de charca de plástico como abrevadero.

A partir de aquí todo se complica un poco, vuelve la valla pegada a la ladera, pero el camino queda dentro de la finca y seguir durante un kilómetro por la ladera subiendo y bajando es complicado. Mejor subir la cresta y cerrar la ruta.

Posiblemente el track que yo obtuve esta hecho cuando se podía pasar por la finca, ahora está todo cerrado y vallado. Pero como he dicho antes subiendo 20 metros la ruta no tiene pega. El resto del recorrido es una bonita experiencia.

RECORRIDO: CIRCULAR.
AGUA POTABLE EN RUTA: NO.
DISTANCIA: 13,2 KM.
TIEMPO EN MOVIMIENTO: 04:10 HORAS.
ALTURA MÁXIMA: 348 M. (Pico Alcor)
ALTURA MÍNIMA: 241 M. (Inicio)
DESNIVEL POSITIVO: 365 M.
DESNIVEL NEGATIVO: 365 M.
DIFICULTAD: MODERADA.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -