EL PORTIXOL Y LOS BUNKERS DE MONFORTE DEL CID.

La línea defensiva del Portichol se encuentra enclavada dentro del término municipal de Monforte del Cid, muy cerca de la pedanía de San Pascual. El cometido de ésta línea, fue la defensa por el interior de la ciudad de  Alicante, de una posible incursión del bando nacional. Se compone de 9 búnkeres y un posible almacén. Están edificados de diversas formas, redondas, cuadradas con cubiertas planas o abovedadas.  1500 metros de línea que abarcaban a cubrir, con una visibilidad extraordinaria, toda la carretera nacional 330, ahora autovía A-31. Estos búnkeres fueron construidos entre los años 1937-1938, en su construcción participaron algunos vecinos de Monforte y Aspe integrados en alguno de los batallones de trabajo que la República puso en funcionamiento para realizar estos menesteres. En la misma sierra de La Pedrera se puede observar, cerca del mismo camino que une los búnkeres, en la parte alta de la sierra, una pequeña cantera que en su día sirvió para extraer los materiales que se emplearon para la construcción de dichos búnkeres, y en la parte baja un camino por el que trasladaron herramientas, enseres y la piedra para la construcción de todo el entramado defensivo del Portichol.

Muro Mediterráneo: búnkeres y baterías para la defensa del litoral (1936-1939) EP: El Portixol 

El enclave El Portixol se localiza en el paraje del mismo nombre sobre la carretera nacional a Madrid, a unos 15km de Alicante, en el actual término municipal de Monforte del Cid (mft). Este asentamiento militar está constituido por un barracón militar (para aljibe o para descanso e intendencia de la guarnición) y siete búnkeres de hormigón a los que sirve. Estos se ajustan a diferentes tipos arquitectónicos: dos son nidos de ametralladoras de pequeñas dimensiones y de un seno, tres responden a variantes de la planta de dos senos y los otros dos se estructuran en planta cuadrada dividida en cuatro compartimentos. Todos ellos están ejecutados en hormigón y se sitúan a este y oeste del paso de El Portixol que es la ultima elevación que atraviesa la nacional de Madrid a Alicante y desde la cual ya se divisa el Mediterráneo. Esta posición militar está prevista frente a incursiones terrestres. En esta zona hay un total de 8 elementos (7BK y 1BM). 

(http://ocs.editorial.upv.es/index.php/FORTMED/FORTMED2015/paper/viewFile/1785/1183)

jueves, 18 de febrero de 2021
Posted by Vaig a Peu

RUTA CIRCULAR A LA SIERRA DE LAS PANSAS.

Si reflexionamos sobre las faldas, y eminencia del monte Carche, descubriremos en el momento, un gran libro de historia natural. Sus producciones son capaces de satisfacer, y alimentar la botánica más diligente. Todo él, arroja inmensidad de plantas, y en suma no es otra cosa, que una selva espesísima.”  Juan Lozano, 1794. La Sierra de las Pansas constituye un conjunto montañoso de cierta elevación, representando una continuación morfológica y forestal del macizo del Carche por su parte NE, del que queda independizado en cierto modo a través de los barrancos del Saltador y de la Yedra. Está integrada en el declarado Parque Regional de la Sierra del Carche y es la parte del parque perteneciente al término municipal de Yecla. El resto del parque pertenece al término municipal de Jumilla. En las Pansas se presenta un paisaje forestal de gran valor. La parte norte del macizo es la más interesante, donde se encuentran barrancos y algunos peñascos rocosos en las partes altas que resaltan entre el pinar. Su altitud máxima es de 1.036 m. sobre el nivel del mar. Existe un pequeño manantial en las faldas de la umbría de las Pansas, y algunas cuevas como la de Jaime el Barbudo, de la que la tradición popular afirma que fue lugar de escondite de este famoso bandolero. Se han realizado algunas repoblaciones con pino carrasco en zonas puntuales, pero la mayoría del pinar es de origen natural, encontrándose en la umbría de la sierra y en algunos barrancos las zonas más interesantes; cubierta de un apretado pinar al que acompañan encinas, así como matorrales que forman una maquia impenetrable. La fauna se concentra fundamentalmente en los distintos nichos ecológicos que conforma el bosque y en el matorral de la sierra, destacando la presencia de especies que viven en medios forestales bien conservados y que constituyen la mejor demostración del alto valor ecológico de la zona. Entre los mamíferos hay que señalar la abundancia del jabalí.
lunes, 15 de febrero de 2021
Posted by Vaig a Peu

AL CASTELL DE PENELLA DESDE COCENTAINA.

El castillo de Penella se levanta sobre una roca caliza con muros verticales en su lado norte ubicado en una posición dominante con vistas a Alcoy y Cocentaina. A finales de la segunda mitad del siglo XIII, Jaime I el Conquistador gobernó esta zona. La situación fronteriza con el reino de Al-Andalus exigía el refuerzo de los antiguos castillos musulmanes y la construcción de otros nuevos. En 1271, Jaime I concedió a Guillem Pons de Villafranca una licencia para construir un castillo en la roca de Peniella. El castillo tiene un marcado carácter defensivo para el control territorial. Su ubicación le permitió controlar cualquier incursión armada o revuelta provocada por las comunidades sarracenas (árabes) que resistieron al Este en la Vall de Seta, Travadell, Gallinera, Guadalest. El conjunto arquitectónico fue construido sobre una pequeña elevación montañosa, escarpada en sus vertientes Norte y Este. Las edificaciones del flanco Este y Sur se instalaron sobre una plataforma aterrazada, mientras que la torre y el edificio rectangular que aún se mantienen se construyen directamente sobre la roca de la elevación.
jueves, 11 de febrero de 2021
Posted by Vaig a Peu

SIERRA DE QUIBAS, DESDE LAS CASICAS DE LA UMBRÍA DE LA ZARZA.

La Sierra de Quibas está situada en el término municipal de Abanilla (Murcia). Las poblaciones más próximas son Cañada de la Leña al SE, Cañada del Trigo al NE, La Zarza al NW y Peña Zafra al W. A unos 5 Km. al SE está Barinas, el núcleo urbano más importante de sus alrededores. Se trata de un macizo carbonatado con un importante desarrollo kárstico de dirección NE- SW, de 6 km de longitud por 2,5 de anchura, siendo más ancha por el W que por el E. Su cota más elevada, el pico Quibas, está a 967 m. En la ladera Sureste de su extremo oriental se encuentra el yacimiento paleontológico. La Sierra de Quibas se encuentra enclavada en la Cordillera Bética, una de las principales cadenas montañosas formadas durante la orogenia alpina cuyo relieve actual responde a los procesos geológicos ocurridos en los últimos 8 millones de años. Geológicamente, la sierra constituye un macizo carbonatado del Subbético que cabalga sobre materiales del Prebiótico Meridional situados bajo él. Está formada en su mayoría por rocas calcáreas plegadas y fracturadas, como las dolomías jurásicas en las que se encuentra el yacimiento. Las dolomías son rocas sedimentarias que se formaron en antiguos fondos marinos durante el Jurásico, hace 200 millones de años. Después, cuando el mar se retiró, fueron empujadas y plegadas por las fuerzas tectónicas hasta dar lugar a la sierra que hoy conocemos. Con el tiempo, el agua de lluvia se filtró por las fracturas y grietas de las dolomías, disolviendo la roca y dando lugar a la formación de cuevas y simas subterráneas. Hace más de un millón de años, algunas de aquellas cavidades estaban abiertas al exterior. Poco a poco se fueron rellenando con los bloques de dolomía de las propias paredes de la cavidad mezclados con los sedimentos y restos de animales muertos que las lluvias arrastraban hacia su interior. De esta forma, los huesos y dientes quedaron enterrados y preservados para el futuro en forma de fósiles. 
lunes, 8 de febrero de 2021
Posted by Vaig a Peu

CRESTEANDO LA SIERRA DE LA HORNA.

El Poblado Amurallado de La Horna es un asentamiento humano de la época media de la Edad del Bronce (segunda mitad del II milenio a.C.), que se encuentra en un estratégico cerro de fácil defensa. Es un buen ejemplo de asentamiento de esta edad, donde se buscaban cerros o cabezos en los que la orografía del terreno facilitaba la defensa del mismo.  El poblado se encontraba en las laderas W y NE de la cima del cerro y  quedan bastantes restos constructivos, así como algún lienzo de su antigua muralla, construida con la técnica de piedra seca. Debemos pensar que muchas de sus estructuras serian de fábrica de barro y adobe y que, por ello, no han llegado hasta nosotros en la actualidad con unas buenas condiciones. También es muy probable que el cerro que se encuentra frente al poblado se utilizara como un “antecastrum”. Éste facilitaría la defensa del poblado, haciendo que los atacantes se vieran “entre dos fuegos”, con defensores atrincherados en dicho antecastro y otros defendiendo desde la cima donde se encontraba el poblado. El poblado debió ocupar una amplia zona. En la ladera NE, de acusada pendiente, se sitúan varias habitaciones de muros rectos, adosadas unas a otras y perpendiculares al muro de abancalamiento de piedras de mediano y gran tamaño. En la parte de la ladera SW se construyó una muralla en la técnica de piedra seca, como hemos indicado, que tendría al parecer dos bastiones de planta con tendencia cuadrada, que se prolonga por la ladera W y NE, englobando parte de la zona de construcción de las viviendas, a las que le servirían de protección. La ladera W ofrece una exhumación de varias casas escalonadas a lo largo de la ladera, adaptadas a las irregularidades del terreno, y lo que parece ser , que se trataba de una calle estrecha, que serviría además como canalización de desagüe. También se ha identificado en una de las casas lo que parece ser un silo, del que se conserva parte del enlucido. Un gran descubrimiento fue el de la casa que tenía una posible área de fundición de metales, a falta de una definición más precisa en futuras campañas. (http://guiacastillosalicante.blogspot.com/2015/02/poblado-amurallado-de-la-horna-aspe.html)
jueves, 4 de febrero de 2021
Posted by Vaig a Peu

SIERRA DE ORIHUELA: EL CABEZO MALNOMBRE Y EL PICO DEL ÁGUILA DESDE SANTOMERA.

También conocida como Sierra de Orihuela, no solo posee unas maravillosas vistas paisajísticas de la Huerta del Segura, sino que cuenta además con una vegetación y una fauna de gran riqueza, así como con importantes yacimientos arqueológicos y mineros. Por todo lo anterior, es un lugar ideal para realizar interesantes rutas senderistas y de montaña. El área montañosa no ha sido transformada de manera importante por la actividad humana; de hecho, la única actividad económica relevante que se ha desarrollado ha sido la explotación de una gran cantera a cielo abierto, visible solamente desde la cara norte. Desde la Edad Media, la Sierra de Santomera ha sido el lugar de destino de pastores trashumantes que venían desde la Sierra de Albarracín hasta los pastizales de la misma, después de seguir la Cañada Real de los Serranos, el Cordel de los Valencianos y la Vereda del Coto Cuadros, para continuar por esta misma hasta el río Segura. Hoy es un coto de caza y los huertos de limoneros ocupan el lugar de los pastizales. Recientemente se han sembrado pequeñas superficies de cereal en el Cabezo de la Mina, con destino a las especies cinegéticas. En la ladera sur de la Sierra de Santomera encontramos los cerros del Cabezo Malnombre y de La Mina, donde se han hallado importantes vestigios de las culturas argárica e ibérica. Y en el Cabezo de La Mina además, los restos de la mina de cobre y oro nativo que comenzó a explotarse hace siglos y que, después de ser abandonada, volvió a la actividad en el s. XVI y, posteriormente, en el s. XX. Actualmente, la mina se encuentra en estado de abandono.
lunes, 1 de febrero de 2021
Posted by Vaig a Peu

EL CASTELL DE MARIOLA Y LAS CAVAS DE LA UMBRÍA.

Se sitúa este castillo en una loma llamada La Serrella ó Alto de la Mariola, de la cual toma su nombre. Lugar elevado de fácil defensa y un alto valor estratégico durante la conquista árabe de estos territorios. Los vestigios encontrados en la zona indican un poblamiento ininterrumpido desde el Neolítico, con algún tipo de construcción defensiva desde la antigüedad. Los árabes, tras la conquista del territorio, construyeron en el mismo lugar una fortificación menor para la defensa de las alquerías cercanas, situando una torre de defensa en la parte alta del mismo. Es de indudable origen musulmán, muy probablemente de época almorávide del siglo XII, denominándose a esa época "Berniches". Por tanto, se presume que las construcciones fortificadas primitivas de la zona corresponderían a atalayas árabes de sus correspondientes medinas durante la primera mitad del siglo XII, hechas para reprimir posibles ataques cristianos en los comienzos de la Reconquista. En el año 1.248 fue conquistado por las tropas del rey Jaime I. Fue cedido junto a la medina y castillo de Bañeres , apareciendo en el título de donación como “castrum et villam de Bigueras”, al señor Jofré de Loaysa, noble de la plaza de Petrer, y a su esposa Jacometa, pasando posteriormente a propiedad de Bernardo de Tous. Después sería Arnaldo de Romaní su dueño, hasta que, finalmente, en el año 1.303, fue adquirido por Pedro d´Artés, el cual, junto a la población de Bañeres, lo vendería en el año 1.446 a la villa valenciana de Bocairente, de la que fueron propiedad hasta que en el año 1.628, por decreto del rey Felipe IV, se decidió la separación de ella para convertirse de nuevo en población autónoma. Con la Reconquista, este castillo fue perdiendo importancia y, finalmente, fue abandonado hacia finales del siglo XV o principios del XVI, debido tanto a la expulsión de los moriscos de 1.609, como a la proximidad de otros núcleos de población más importantes. Su primitiva construcción se realizó a base de “argamasa morisca” (mezcla de cal, arenas y gravas con adición de piedras de diverso tamaño); es decir, el afamado tapial o encofrado árabe, técnica que ya usaron los romanos durante su dominación. Del castillo quedan solamente algunos lienzos de muralla y restos de torreones muy deteriorados. Sobresale la torre cuadrangular que bien pudiera haber sido la torre del homenaje de la fortificación. Es la que se encuentra en mejor estado de conservación de ellas. En todos los restos se observan claros indicadores de la fábrica árabe, tanto en el tapial como en las partes donde fue usada la mampostería. El conjunto se encuentra actualmente en claro abandono y en estado ruinoso, lo que supone una verdadera pena, máxime teniendo en cuenta su excepcional situación y lo que es más importante, su enclave en esta bella sierra de Mariola, una de las más frondosas de la provincia y cercana a la importante población de Alcoy.
viernes, 29 de enero de 2021
Posted by Vaig a Peu

SIERRA DE LA OFRA, DESDE EL HONDÓN DE LAS NIEVES.

El término de Aspe, juntamente con los de Novelda y Monforte, forma la cuenca meridional del valle medio del Vinalopó, que sigue una ensilladura transversal de las sierras bético-levantinas. Se halla inmerso en el amplio dominio árido del sureste español, que comienza bruscamente al sur de la serranía alcoyana. Es el clima estepario, con honda repercusión en la vegetación y los cultivos, el rasgo individualizador de más categoría, en estas tierras suralicantinas  formadas por llanos litorales y amplios corredores entre las pequeñas sierras interiores. El relieve de Aspe está formado por un complejo secundario al que se ha superpuesto, a veces anormalmente, un conjunto terciario plegado. El recubrimiento del valle es pleistocénico, de espesor reducido, excepto en enclaves locales. La llanura de Aspe es un pliegue sinclinal encerrado en dos anticlinales que forman las sierras que limitan al Norte y al Sur. El Triásico de facies germánica está compuesto por margas abigarradas y yesíferas de coloraciones varias, predominando las rojizas. Como en casi todo el Levante español, constituye el basamento de la serie mesozoica terciaria, y aflora en diversas zonas debido a la violencia de la tectónica. Al Sur del valle de aspe, en la parte meridional de la sierra Negra, ofrece estratos verticales hasta altura considerable; bancadas de calizas marmóreas de color azulado muy oscuro, que se mantienen erguidas gracias al enorme espesor de los estratos. En las sierras de Ofra y Orts, el Trias se encuentra representado por asomos margosos, y existe una franja de orientación Norte-Sur en la ladera Este de la sierra de la Ofra, fácilmente identificable. Las citadas sierras de Ofra y Orts, que cierran el valle por Poniente, son formaciones del Jurásico. (Juan P. Asencio Calatayud)
miércoles, 27 de enero de 2021
Posted by Vaig a Peu

SERRA DE MARIOLA, VENTISQUERS Y CAVES DE NEU.

Mariola ha sido sierra de nevaters, es decir, de aquellas personas que se dedicaban a la recogida, almacenaje, transporte y posterior venta del hielo natural producido por compactación de la nieve, para múltiples usos –conservación y transporte de alimentos, elaboración de helados, terapéuticos, etc.-, en definitiva todo aquello que llegó a conocerse como el comercio del frío. La arquitectura del frío ha sido fruto de la necesidad y del oportunismo: un entorno mediterráneo demandante del producto especialmente en verano, junto a territorios montañosos con nevadas habituales pero poco persistentes en el invierno, y la consiguiente necesidad de construcción de edificios destinados al almacenamiento y conservación del hielo. De esta manera Mariola se convirtió desde finales del siglo XVI hasta el final del siglo XX, en un centro productor de primer orden.  Cava es una palabra empleada para designar los pozos de nieve, los hoyos o las neveras,  exclusivo del ámbito territorial de la sierra Mariola. En Mariola hay inventariados cuarenta y tres depósitos de nieve, de todas las tipologías, -cavas, con pozo excavado y cubierta, o ventisqueros, sin cubierta y aprovechando taludes- construidos en diferentes épocas, los más antiguos y más rudimentarios  en niveles más bajos, y los más modernos y más monumentales en cotas más elevadas. Es precisamente el núcleo de pozos localizados en la parte más alta de la sierra, justamente en el paraje conocido como les caves, en la parte más despejada de la umbría de Agres, el que más fama le ha otorgado a estas construcciones, y entre ellos, sin duda, la Cava Gran d’Agres es la protagonista indiscutible. La  Cava Gran se encuentra a 1.210 metros sobre el nivel del mar, fue andamiada en el siglo XVII aprovechando un desnivel del terreno, y estuvo en funcionamiento hasta finales del primer cuarto del siglo XX. El pozo, de sección circular, tiene una profundidad aproximada de 12 metros y un diámetro de 15, calculándose una capacidad de 1960 m3. Su silueta desnuda, desprovista después de su abandono de la vuelta de bigas, cañizo y tejas, es inconfundible. La planta hexagonal, la presencia de los arcos, el remate en forma de piña y el túnel de acceso. le han conferido una enorme personalidad. A la estampa mágica y mítica de la cava hay que añadir la fuente que sorprendentemente brota a su lado todo el año.
sábado, 16 de enero de 2021
Posted by Vaig a Peu

BARRANC DE LES SALINES, PANTANO DE TIBI Y LA ESCOBELLA, RUTA CIRCULAR DESDE MONTNEGRE.

La provincia de Alicante esconde una joya del siglo XVI muy importante. Hablamos del llamado pantano o embalse de Tibi, declarado Bien de Interés Cultural. Esta obra, todavía en funcionamiento, fue considerada en su época como la presa más importante de Europa y del mundo por su altura, de más de los cuarenta metros -una altura que no se superó hasta la construcción de las grandes presas del periodo ilustrado-. El Embalse de Tibi se encuentra situado a unos 18 kilómetros al noreste de Alicante, construido sobre el río Monnegre, entre los cerros de La Cresta y el Mos del Bou y muy cerquita de los términos municipales de Tibi y XIxona. Se trata de una de las obras hidráulicas de retención y distribución de aguas más antiguas de Europa. Es una presa del tipo de arco con el muro de contención trabajando a gravedad, destinada a almacenar las aguas del río para beneficio de la huerta de Alicante. La primera propuesta fue supervisada por los ingenieros de los Austrias, la primera piedra fue colocada en 1580 terminándose las obras en 1594. A finales del siglo XVII (1697) el cuerpo de la presa sufrió una rotura, permaneciendo así durante cuarenta años hasta que en 1736 se acometieron las reparaciones, según un proyecto de Pedro Moreau concluyéndose en 1738. Durante estas reparaciones también se realizó la coronación inclinada hacia aguas abajo para facilitar el paso del agua en caso de una crecida. En 1941 se abrió un nuevo túnel de desagüe en la roca de la ladera derecha, al nivel del cauce. El muro de contención forma unos bancos calizos, con un fondo de apenas 10 metros de anchura. La presa de tipo arco-gravedad presenta la parte cóncava mirando aguas abajo. Sus dimensiones actuales son las mismas tras la reconstrucción del siglo XVIII. Una altura de unos 41 metros aproximadamente, y un espesor variable de 33,70 metros en la base hasta 20 metros en el borde superior. El núcleo es de mampostería y mortero de cal, mientras que los paramentos se ejecutaron con sillares bien tallados tomados con mortero; el de aguas arriba el recto, y el de aguas abajo presenta seis escalones. El macizo de la presa está atravesado por pozos y galerías. El desagüe de fondo atraviesa transversalmente el cuerpo de la presa, y se ensancha en la salida a aguas abajo; su objetivo es el de limpiar los fangos acumulados, y por ello consta de puerta, contrapuerta y puntales. Posteriormente al siglo XVII se construyó un aliviadero de superficie de dos vanos que continua en un canal excavado en la roca. Desde este punto arranca una escalera tallada en la piedra con una baranda de hierro, esta se desarrolla con una serie de tramos quebrados. En la parte alta de uno de los cerros se encuentra la vivienda del encargado de la presa, actualmente sin uso, que tiene una capilla en cuya puerta de acceso hay un escudo real con la fecha 1795 (durante el reinado de Carlos IV). Esta infraestructura se completa con una red de acequias que se extiende por la comarca de l’Alacantí, así como diversos azudes, sistemas de protección y puentes sobre el cauce principal y los canales de distribución. Cabe señalar que la idea de la realización de este pantano surgió de P. Esquerdo, quién era un molinero, su idea fue supervisada por los técnicos de los Austrias como se ha señalado anteriormente. Se consideran partes integrantes, pertenencias y accesorios los siguientes: el muro de contención, el camino de acceso, la escalera tallada en la roca, dos puentes, la casa de vigilancia que incluye la ermita de la Divina Pastora, la explanada, la casa de los trabajadores, el lavadero, la fuente, la acequia de los enamorados, el canal labrado en la roca y los azudes.
sábado, 2 de enero de 2021
Posted by Vaig a Peu

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -