DESDE CALA CERRADA AL CLUB NÁUTICO DE CAMPOAMOR, ORIHUELA COSTA.

Orihuela cuenta con 16 kilómetros de costa en los que se alternan acantilados de aguas transparentes y playas de fina arena de reconocido prestigio: Punta Prima, Playa Flamenca, La Zenia, Cabo Roig, Campoamor y Mil Palmeras. Todas ellas ocupan una gran extensión de terreno en el que proliferan urbanizaciones interculturales en un ambiente tranquilo y una perfecta armonía con los espacios verdes. En este sentido destacan las hermosas pinadas de la Dehesa de Campoamor y las microrreservas de flora. Además, en sus playas, calas y puertos deportivos se pueden practicar deportes náuticos durante todo el año, gracias a la privilegiada climatología de la zona, que asegura una temperatura media en torno a 20 grados centígrados y más de 300 días de sol al año. El paraje de Cala Mosca fue declarado microrreserva de flora debido a la presencia de una importante población de la jarilla de cabeza de gato (Helianthemum caput-felis), planta con varias figuras de protección. La microrreserva de flora de Punta de la Glea en Campoamor, es paraje conocido como barranco de Aguamarina que termina en una playa fósil. Considerada como una de las zonas con mayor riqueza vegetal del litoral oriolano, donde varias especies autóctonas, algunas en peligro de extinción, crecen al abrigo de un barranco.
sábado, 29 de junio de 2019
Posted by Vaig a Peu

DESDE LES ROTES, LA TORRE DEL GERRO Y LA COVA TALLADA.

Debido a los frecuentes ataques de corsarios y piratas berberiscos, durante el siglo XVI el litoral valenciano era la frontera más peligrosa del reino. Felipe II promovió un sistema centralizado de defensa de la costa mediterránea basado en torres vigía, construidas en lugares estratégicos. La torre del Gerro se encuentra a 130 metros sobre el nivel del mar, construida en mampostería irregular de origen local, de cuerpo troncocónico, mide 6,5 metros de diámetro en el cuerpo interior y 14, 5 metros de altura. Presenta dos huecos de reducido tamaño protegidos por matacanes: el acceso, situado en la parte opuesta al mar, a considerable altura respecto al terreno y el enfrentado es una ventana con dominio visual hacia el mar. Debajo del matacán recayente al mar se encuentra una tronera, entre ella y la ventana inferior hay un escudo con el águila bicéfala y las armas del reino de Valencia. El interior está dividido en dos plantas sobre un cuerpo inferior macizo. La comunicación entre plantas se realizaba a través de un estrecho hueco mediante una escala. Por problemas estructurales, se reforzó la base mediante un muro hasta la mitad de su altura. Este añadido dio a la torre forma aparente de jarrón (Gerro), que hoy sirve de denominación al monumento.
miércoles, 19 de junio de 2019
Posted by Vaig a Peu

SERRA DEL CAVALL, PER LA COVA DEL ENCANT, LA PENYA DEL CORB Y L’ALVIOL.

Localizada al nordeste del núcleo urbano de Petrer y a 4 Km de distancia, la Sierra del Caballo cuenta con una superficie de 381 has, con una altura sobre el nivel del mar de 933 m. Se puede acceder a ella por la N-330, salida a Petrer - Centro Comercial en dirección hacia Xorret de Catí, por Aigua-Rius. La leyenda popular atribuye que, estando Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, a lomos de Babieca, y viéndose amenazado por los musulmanes en lo más alto de la montaña de la Sierra del Caballo, picó espuelas a su caballo y se lanzó en un fantástico e imposible salto al vacío, surcando Babieca los cielos del valle y tomando tierra a muchos kilómetros de la montaña, dio tan fuerte golpe con uno de sus cascos en la roca, que allí quedó impresa siempre su huella. Los primeros asentamientos humanos en Petrer datan de la Edad del Bronce, el yacimiento más representativo de esta época es el de Catí-Foradà. La cultura ibérica también dejó su impronta. De este periodo dan muestra los restos arqueológicos aparecidos en los parajes del Chorrillo, Caprala y Mirador de la Sierra del Caballo. Se ha confirmado el origen romano de Petrer, Villa Petraria, en lo que hoy es el casco urbano de la población, tras la aparición fortuita, en 1975, de los restos de dos mosaicos polícromos con dibujos geométricos al lado del Ayuntamiento, obra que podría fecharse en el siglo III-IV, único en el Levante peninsular por sus características. Actualmente se conserva en el Museo Arqueológico y Etnológico Municipal. También destaca el horno romano del siglo III.
sábado, 15 de junio de 2019
Posted by Vaig a Peu

RUTA CICULAR LARGA AL RÍO CHÍCAMO.

La cabecera del río Chícamo, forma un conjunto de charcas que alberga entre otras especies protegidas, la única población de interior de la región de Murcia del fartet (Aphanius Iberus), especie catalogada en peligro de extinción. Debido a la importancia ecológica y ambiental que presenta este espacio se encuentra catalogado como LIC, Lugar de Importancia Comunitaria. Hace unos 10 millones de años, la mitad suroriental de la región de Murcia, formaba parte de un estrecho marino, salpicado de islas y que comunicaba el océano Atlántico con el mar Mediterráneo. Al Norte de Macisvenda existía un macizo emergido de relieve agreste, del que partían diversos torrentes, que en su desembocadura en el mar, en las épocas de intensas precipitaciones, depositaban grandes cantidades de sedimentos detríticos groseros (gravas), originando pequeños abanicos deltaicos. El sedimento más grosero se acumulaba cerca de la línea de costa, donde era erosionado por el oleaje y por organismos marinos, como los dátiles de mar (Lithophaga sp) y las esponjas endolíticas (Clionia sp). Mientras que el más fino, era arrastrado hacia el interior de la cuenca marina y sedimentado sobre sus fangos. Así, la superficie subacuática del abanico deltaico estaba unas veces cubierta por sedimentos detríticos depositados tras las fuertes lluvias, por un antiguo cauce fluvial y otras por arenas de playa, durante las épocas de calma. En aquella época en la región de Murcia existía un clima cálido y cerca de la costa,  en épocas con pocas tormentas, sobre los sedimentos deltaicos se instalaban colonias de corales, que originaban pequeños parches arrecifales y que muy a menudo eran sepultados por nuevas avalanchas detríticas, tras lluvias intensas.
miércoles, 12 de junio de 2019
Posted by Vaig a Peu

AL MONTCABRER DESDE LA FONT DEL MAS DELS ARBRES.

En el paraíso herbolario de la Serra Mariola, la mayor parte del territorio lo ocupan actualmente las comunidades de coscojal y los matorrales de labiadas que se comportan como etapas de regresión de las comunidades potenciales antes descritas, o bien como sustitutivas de suelos pedregosos, someros o excesivamente insolados, donde carrascas y quejigos no pueden medrar. Estos tipos de maquias y garrigas alternan con pinares de pino carrasco (Pinus halepensis) o más raramente de rodeno (Pinus pinaster), cuya composición florística es sensiblemente similar. La presencia en los matorrales de la Serra de Mariola de plantas aromáticas y medicinales como la salvia, el espliego, el romero, los tomillos, etc., ha hecho que, desde muy antiguo, exista una gran tradición popular basada en la recolección de estas plantas. Entre los taxones más característicos de estas formaciones debe destacarse una especie endémica, la salvia de Mariola (Salvia blancoana subsp. mariolensis), que alcanza aquí su mayor representación. Lo mismo ocurre con otras especies endémicas del noroeste de Alacant como el clavel de pastor de Mariola (Dianthus hispanicus subsp. constestanus, el jaramago de Mariola (Sisymbrium mariolense), la bracera de Mariola (Centaurea mariolensis). Estas especies alternan con numerosos endemismos de mayor distribución (Teocrium homotrichun, Thymud piperella, Sideritis angustifolia, Euphorbia isatidifolia, etc.) que confieren a los matorrales locales  una extraordinaria singularidad.
miércoles, 5 de junio de 2019
Posted by Vaig a Peu

RUTA CIRCULAR A LA SIERRA DE LA GRANA.

La sierra de la Grana está enclavada entre la población de Torremanzanas y la imponente serra del Cabeçó d'Or. Vista de lejos tiene cierta similitud piramidal y desde la misma ciudad de Alicante se identifica gracias a esa forma triangular junto al Cabeçó d’Or. Es una modesta sierra poco conocida, pero por su ubicación es un magnifico otero desde donde podemos observar la mayoría de las grandes montañas alicantinas, sobretodo las de Marina Baixa. Durante el avance por sus laderas descubriremos que en tiempos pasados ha sufrido varios  incendios que dejaron muy mermada la zona de la cima. Olvidada por la mano del hombre, no hubo reforestación, con el paso de los años la naturaleza todo lo resuelve pero a su libre albedrío. De las piñas caídas en los incendios brotaron nuevos pinos que no han sido podados y el matorral ha crecido borrando los senderos. Llegar a la cumbre hoy en día requiere tomar unas referencias y voluntad, pero vale la pena conseguirlo.
sábado, 1 de junio de 2019
Posted by Vaig a Peu

MOIXENT: AL PEDREGAL POR LA SENDA DEL VÉRTIGO.

El Guerrer de Moixent es un exvoto íbero de tan solo 7,3 cm. De alto. Sorprende su tamaño que no parece acorde con su fama. Es más pequeño que una pinza de tender la ropa. Pero en tan pequeño contenido tenemos el espíritu de una sociedad guerrera que nos precedió en el tiempo. Los exvotos íberos eran ofrendas a los dioses. Se convertían en un modo de comunicación y agradecimiento con la divinidad. Se han encontrado por miles en santuarios repartidos por todo el levante y sur peninsular. Estos santuarios eran  habitualmente cuevas que se convertían en puerta mística hacia el mundo espiritual. La función de los exvotos no está totalmente aclarada. Podrían representar al mismo oferente. Con su permanencia en figura en el santuario el oferente se aseguraba el favor de los dioses. De ahí la variedad de los tipos de exvotos: hombres, mujeres, guerreros, sacerdotes, sacerdotisas, etc. También podrían representar antepasados o incluso divinidades. El misterio envuelve a estas pequeñas figuras que nos hablan de una espiritualidad muy ligada a la naturaleza. Entre los muchos exvotos que podemos ver repartidos en muchos museos arqueológicos de España, El Guerrero de Mogente es el más famoso y uno de los más valiosos desde el punto de vista artístico. Tiene más de 2.300 años de antigüedad (s. IV s C.), cuando todavía los romanos  no habían pisado la tierra ibérica. Fue encontrado en el año 1931 en las excavaciones del poblado íbero de la Bastida de les Alcuses. Este poblado tuvo corta vida y fue incendiado y destruido hacia el año 330 a C. seguramente fruto del ataque de una tribu íbera enemiga. La figura de bronce representa a un guerrero a caballo, que porta en una mano la temida espada íbera, la falcata, y en la otra mano el pequeño escudo circular, la caetra. El guerrero se identifica como un personaje de alto estatus de la sociedad íbera al poseer un caballo, animal de gran valor en esta sociedad antigua. La fuerza del guerrero queda reflejada en la manera férrea y segura en que el guerrero domina las riendas provocando la apertura de la boca del caballo. Pero lo más impresionante del pequeño guerrero de bronce es la gran cimera que corona el casco. No es un simple detalle decorativo. Aquí la cimera representa el poder. La gran cimera le da la calidad de jefe o guerrero heroico. Le eleva a la más alta categoría dentro de la tribu. (Julio Asunciónhttp://arte-historia-curiosidades.blogspot.com/2012/07/el-guerrero-de-mogente-museo-de.html).
sábado, 25 de mayo de 2019
Posted by Vaig a Peu

EL BÉRNIA PER ALS MEUS AMICS.

Tiempos eran tiempos cuando un hombre, que estaba encerrado en prisión con una larga condena vio acercarse la vejez. Se acababan sus días y él lo sabia. Perdido por perdido, decide compartir su secreto más preciado con sus dos compañeros de celda: “Cuando seáis liberados, id a la sierra de Bérnia, y por allá en la punta de las peñas encontrareis un pequeño abrigo. Allí, yo he escondido un valioso tesoro. Id y cogedlo, porque yo ya soy muy mayor para poder disfrutar del botín”. Cuando son puestos en libertad se dirigen primero que nada a la cueva y empiezan a cavar y cavar. Durante muchas horas estuvieron buscándolo pero no encontraron ningún tesoro. Desesperados y engañados abandonaron el lugar y no volvieron nunca más. Y es que según cuentan, cegados como estaban por el ansia de riquezas, no se dieron cuenta que el oro estaba en forma de polvo y ellos cavaban sobre su propio tesoro pensando que solo era tierra. Todavía se recuerda como durante un tiempo, se estuvo viendo un reguero dorado en la punta de las peñas de Bérnia. (La Coveta de l’Or. Traducido del libro “Fent Camí)
miércoles, 22 de mayo de 2019
Posted by Vaig a Peu

LA MOLETA DE AITANA PER L’ARRANC DELS ESQUILADORS DESDE ALCOLEJA.

Alcoleja, está situada en la vertiente noroeste de la sierra de Aitana a 740metros sobre el nivel mar. Se constituyó en municipio independiente en 1574, perteneciendo a los marqueses de Malferit, y estuvo poblada por moriscos hasta su expulsión en 1609 por Felipe III. Es un pueblo típicamente de montaña por su vecindad con la Sierra Aitana, la más elevada de toda la Provincia. Siendo sus monumentos, la famosa Torre del Marqués de Malferit y la església de Sant Vicent Ferrer.La sierra de Aitana es el punto más alto de la Provincia de Alicante. Con sus 1.558 metros de altitud  es el extremo oriental de la cordillera Bética. En la cumbre se pueden ver los radares de la antigua base militar y los repetidores de televisión.Destaca Aitana por su extraordinaria variedad  de elementos. Paredes infinitas, pequeños bosques, peñas, cortados, simas, fuentes…Desde la cima, si no hay nubes, que no suele ser lo habitual, las vistas son increíbles. Al este toda la costa alicantina, al norte el valle de Guadalest con sus impresionantes montañas y al Oeste Alcoy con la Font Roja y la Sierra Mariola.Ocupa la sierra unas 2.000 hectáreas y limita con los municipios de Alcolecha por el noroeste, Confrides y Benifato por el norte y Sella por la parte sur. Desde todos ellos se puede acceder a la cima. 
sábado, 18 de mayo de 2019
Posted by Vaig a Peu

LOS TILOS DE MOYA, GRAN CANARIA.

La Reserva Natural especial de los Tilos de Moya se localiza en el ámbito del Parque Rural de Doramas, en el municipio de Moya. Con una superficie de 91,5 hectáreas, ocupa un tramo de unos dos kilómetros del Barranco del Laurel. Se trata de un cauce con laderas de fuerte pendiente y fondo estrecho, extendiéndose aproximadamente entre los 500 y 800 m. de altitud. En esta zona existe una fuerte influencia del mar de nubes, que choca directamente con la cobertura vegetal de las laderas, siendo una fuente importante de los aportes hídricos de la zona. Antiguamente el agua circulaba por el barranco en forma de arroyo, pero en la actualidad el curso se encuentra entubado, con la consiguiente pérdida de las saucedas que se forman en los márgenes del arroyo. Los Tilos de Moyas representan el relicto de laurisilva más importante de Gran Canaria, testigo de la denominada selva de Doramas, que hace 500 años se extendía por toda la cara norte de la Isla. El sotobosque es pobre en especies, debido a que la luz apenas llega al suelo por la gran cobertura de los árboles, apareciendo ejemplares esporádicos de bicácaro, hediondo, gibalbera, helechos y sobretodo dos especies en peligro de extinción, la cresta de gallo y la salvia amarilla. Al tratarse de una zona bastante arbolada con abundancia de alimento y agua, lo convierten en un lugar de importante nidificación de aves. Los Tilos de Moya es el habitad potencial de las palomas turqué y rabiche, que posiblemente nidificaron en otra época y hoy desaparecidas en esta isla.
miércoles, 8 de mayo de 2019
Posted by Vaig a Peu

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -