BARRANC DE L’ENCANTÁ, DESDE PLANES DE LA BARONÍA.

"... al barranco que la ignorancia y credulidad (de las gentes) llamó de la Encantada por la piedra circular de unos cinco pies de diámetro, que en forma de ventana cerrada se ve en la garganta del barranco á 20 pies sobre el nivel ordinario de las aguas. En ésta fingió el vulgo la boca de cierta mina, donde los Moros escondieron sus tesoros, y dexáron encantada una doncella, que cada 100 años sale para volver á entrar el mismo día. Fábulas indignas de hombres juiciosos, perpetuadas solamente por la superstición é ignorancia. Quanto ofrece aquel barranco es natural y efecto de las aguas, que abrieron un callejón profundo, y dexáron por ambos lados cortes casi perpendiculares de más de 50 varas. En el de la derecha se halla la citada piedra en un sitio de tan difícil acceso, que para llegar a él es preciso o descolgarse por una soga desde mucha altura, o pasar de la izquierda a la derecha atravesando antes un largo madero: operaciones ambas muy arriesgadas, por hallarse un profundo pozo de agua en aquella parte del barranco. Hubo no obstante quien pasó y grabó en la piedra cruces y más abaxo dos líneas, una con la voz año, otra con el número 1.573; debiéndose notar que la cifra 5 está algo desfigurada, y que la superficie entera de la piedra presenta un color mucho más obscuro que las cifras y letras, en medio de verse allí grabadas de tiempo inmemorial, como me aseguraron personas fidedignas". Antonio José de Cavanilles (1745-1804)
CÓMO LLEGAR:Por la A-7 dirección Valencia, salida en la nº 691 rotonda de San Vicente del Raspeig, dirección Alcoy por la A-7. Después de pasar los túneles del Barranc de la Batalla, salida nº 436 MURO / BENIMARFULL / ALQUERIA D’ASNAR, en la rotonda por la CV-700 dirección Benimarfull, que atravesaremos por su único semáforo, y en la rotonda dirección a Planes. Aparcar en el interior del pueblo.
COMPONENTES:VICENTE, JUANJO, TONI ALMELA, JUANITO, PACO VERDÚ, ANTONIO SOLER, MANOLO PERAL, CERVERA, TELE, PELEGRIN, CERVERETA, ASENSIO.
ITINERARIO:PLANES / LLAVADOR Y  LA FONT NOVA / PUENTE / CALVARI-VÍA CRUCIS / ERMITA DEL SANTÍSIM CRIST / LLOMES DEL CANTALAR / PISTA DE ASFALTO Y CEMENTO / CRUCE-SEGUIR RECTO / IZQDA. PISTA / DCHA. CAMINO / TOSSALET DE LA DONA / CV-700 / GITO IZQDA. / PONT DE LES CALDERES / PISTA DE LA ENCANTÁ / IZQ. ESCALERAS / GORG DEL SALT / IZQUIERDA / TOLL BLAVET Y PRESA / MOLÍ DE LA ENCANTÁ / TOLL DE L’ESTRET / CORRAL–MIRADOR / SENDA DE L’ESTRET / PANORÁMICAS / CASA / IZQ. PISTA ASFALTO / PISTA DE PLANES / PANORÁMICAS / CV-711 /  LLAVADOR Y LA FONT  NOVA / PLANES.










LA RUTA:  Hoy una ruta sencilla y bucólica para mis amigos veteranos, el Barranc de l’Encantá, lugar de leyendas por uno de los afluentes de río Serpis; por tolls y desfiladeros abismales horadados por el río hace miles de años.


Iniciamos desde la placita, mirando hacia el pueblo, por la calle de la derecha, para torcer luego a la izquierda por delante del Forn de Pa El Molí. Enseguida tenemos a la vista, en lo alto de la loma, la Ermita del Santísim Crist.


Nos acercamos al Llavador y la Font Nova con sus dos caños de agua fresca. Detrás está el acueducto que lo sustentan cuatro arcos casi ojivales. Su construcción está datada entre los siglos XIII y XIV, suministra agua al pueblo y pudo hacerlo al castillo mediante una serie de bombas hidráulicas.


Cruzamos el puente sobre el cauce del Barranc Fondo entre almendros floridos. Situados en el asfalto de la CV-711 continuamos por la izquierda unos ciento cincuenta metros para tomar por la derecha la senda del Calvari.


La serpenteante senda nos eleva con facilidad entre algunos pinos y las trece hornacinas con una cerámica en su interior, que representan estaciones del Vía Crucis. Tenemos una bonita vista del pueblo y del castillo, al que solo queda en pie parte del recinto amurallado. 










Desde la colina de Sant Cristófol tenemos nubladas panorámicas al Benicadell, con Beniarrés y su pantano a sus pies; al Montcabrer con Muro de Alcoy y Cocentaina; y por el otro lado las sierras de Almudaina, Cantacuc, Albureca y Cantalar, origen del río de l’Encantá.

El origen de la ermita es del siglo XV y se reducía a la actual sacristía que, efectivamente, presenta rasgos de estilo gótico y estuvo bajo la advocación de San Cristóbal y Santa Bárbara. El cambio de advocación se produjo a mediados del siglo XVIII, cuando fue reconstruida a su aspecto actual y desde entonces se conoce como la Ermita del Santísim Crist de Planes.

También nos acercamos als Llomes de Sant Cristófol, junto a la zona recreativa, siendo la parte más elevada de esta colina, pero la persistente bruma nos acorta las miradas donde apenas distinguimos el Pantano de Beniarrés.

Por la pista asfaltada que le da servicio, rodeamos la loma por detrás, para en suave descenso entre cuidados bancales de floridos almendros y olivos, llegar hasta un cruce donde hay un cartel informativo de la ermita. Nosotros debemos de continuar recto.

En el centro del diminuto valle la vistosidad de los bancales de almendros en flor nos hace detenernos y contemplar los frutos de la próxima primavera. La parte media de las laderas de las colinas está poblada de bancales en producción.

El camino es ahora de cemento, y comenzamos a subir lentamente. En esta zona con algo más de umbría, hay alguna casa de campo y poco a poco los cerezos sustituyen a los demás cultivos y entre ellos aparecen las hortalizas, habas, cebollas, ajos, pencas… Mirando hacia atrás vemos el cerro de Sant Cristófol con la ermita.

Cerca de coronar el Tossalet de la Dona, la pista, vuelve a ser de tierra alargando sus rampas. Salimos a otra pista asfaltada que continuamos por la derecha. Los pueblos de Almudaina y Catamarruch los tenemos mucho más cercanos.

El descenso por la pista es rápido y conectamos la CV-700, por donde caminaremos un pequeño tramo por la izquierda, atención porque suele haber tráfico. Poco antes de llegar al Pont de les Calderes nos desviamos a la izquierda por la pista del Barranc de l’Encantá, hay carteles informativos.

La vereda pasa junto a una plantación de cerezos con las yemas hinchadas preparándose para su próxima floración. La pista continúa paralela al cauce del río de l’Encantá donde vemos entre los pinos el agua correr.

En este tramo casi horizontal del río el agua fluye despacio y se remansa en pequeñas pozas que nos hacen creer que su caudal es mayor. Las aguas adquieren un bonito tono verdoso entre los juncos y mimbres.

Arribamos al Gorg del Salt. Antes de bajar las escaleras, por la derecha, con cuidado, me sitúo sobre la roca donde se precipita la cascada para hacer unas fotos, pero la falta de lluvias el flujo del toll es apenas un chorrito.

Descendemos hasta el fondo del Gorg del Salt y junto a la gran poza comienza la gran sesión fotográfica de bucólicas postales. El entorno del rincón es una maravilla, altas paredes encierran este tesoro de la naturaleza.

El lecho del río esta muy obstruido y subimos arriba para continuar por la pista paralelos al río. Admiramos un gran peñote antes de llegar a una casa de campo donde nos separamos del cauce y seguimos por la izquierda.

Entramos en un gran bancal despoblado dejando por detrás miradas a la Serra de Cantacuc, y por delante a las estribaciones de la Serra del Cantalar. Enseguida vemos las ruinas de una casa junto a un enorme caqui.

Por detrás de las ruinas nos acercamos a contemplar el Toll Blavet, junto a una presa de contención o azud que retiene el agua, dejándola pasar por tres caños agujereados que siguen abasteciendo lentamente las pozas de agua.

Comienza el bonito espectáculo de pozas entre las desgastadas rocas, que en tiempos de impetuoso caudal, ha moldeado en caprichosas formas. Volvemos al bancal que conecta con un estrecha senda que nos desciende.

Entre pinos y abundante matorral zigzaguea hasta el Molí de l’Encantá, en ruinoso estado y totalmente invadido por las hiedras. Varias senditas bajan a las pozas del río, que en verano hacen de improvisada playa.

En la misma senda, mana una pequeña fuente desde su nacimiento un poco más arriba. La senda nos eleva ahora con un giro de 90º a la derecha para encarar de frente el Estret, con los tolls y pozas excavadas por el agua en la roca caliza.

Se forma alguna pequeña cascada y con cuidado se podría bajar a media altura para observar el estrecho desfiladero que encajona el cauce del río, pero es mejor no arriesgar y observar desde arriba la gran hendidura.


Subimos por la senda, que pegada ahora a la Serra del Cantalar nos lleva a las ruinas de otra construcción situada en una bonita atalaya al Barranc de l’Encantá, con vistas aéreas al trayecto que hemos recorrido.

El sendero vuelve a girar a la izquierda ciñéndose a las faldas de la sierra. Aquí tenemos una fantástica y frontal vista a la derecha, del profundo y encajonado cauce del río de l’Encantá, camino de su confluencia con el río Serpis.

Desde este balcón también oteamos el precioso entorno, toda la ladera de la Serra del Cantalar abancalada por terrazas al estilo morisco apuntalada con muretes de piedra seca, y su parte alta, con un roquedo que parece una cara.

El recorrido nos sigue elevando un poco más acercándonos la valla de una casa de campo; por la izquierda abandonamos el barranco lindando con un bancal de hermosos cerezos en pleno auge y la pista viene desde Planes.

Por la izquierda de la pista asfaltada, seguimos rodeando la sierra del Cantalar, teniendo espléndidas vistas al Benicadell y al pantano de Beniarrés que vemos casi en su totalidad, ahora que el día se ha despejado.

Hay hermosos rincones con casas estratégicamente situadas, de cuidados bancales de cerezos y centenarios olivos, mientras el Benicadell y su enorme brecha que forma la canal, lo sigue acaparando todo.

Vamos culminando alrededor de la sierra hasta que tenemos a la vista Almudaina y su sierra, y arracimado junto al castillo, el pueblo de Planes. Cerramos el círculo conectando con la CV-700, dejamos atrás la senda del Calvarí.

Bajamos al lavadero y la Font Nova, donde nos aseamos un poco para llegar en perfecto estado de revista al restaurante donde hemos encargado un bon arros al forn, cerrando esta preciosa ruta en la Baronía de Planes.

RECORRIDO:CIRCULAR
AGUA POTABLE EN RUTA:NO.
DISTANCIA:12,1 KM.
TIEMPO EN MOVIMIENTO:04:40 HORAS
ALTURA MÁXIMA:592 M. (La Moleta)
ALTURA MÍNIMA:418 M. (Riu Benicapsell)
DESNIVEL POSITIVO:461 M.
DESNIVEL NEGATIVO:475 M.
DIFICULTAD:MODERADA.


miércoles, 20 de febrero de 2019
Posted by Vaig a Peu

BARRANC DEL GALITERO Y EL CLOT DE LA LLACUNA DESDE EL PLA D’AIALT.

El Alt del Cocoll, esa montaña sin historia y casi desconocida para la mayoría de los alicantinos. La fama se la llevan otras de menor envergadura como el Cavall Verd y las grandes y altas montañas con las que no tiene comparación. No es agraciada por agreste, ni la rodea vegetación alguna, pero las cosas no se miran desde arriba, si no, como decía Miguel Hernández “alto soy de mirar las palmeras…” Su grandeza está en su situación, en ser una de las mejores atalayas para contemplar el resto de montañas, y eso, para un montañero enamorado de ellas no tiene parangón. El Cocoll, en el término de Castell de Castells, es un monte que destaca poco al estar rodeado por otras montañas de relieve más llamativo. Su cara este, de relieve redondeado, se continúa con la sierra de ses Cordelleres y el Carrascal de Parcent. Su cara oeste está cortada por el abrupto Barranc d'Aialt o de Galitero, de impresionante recorrido con varios saltos importantes y dos presas o azuts de contención para los arrastres en las riadas. El Clot de la Llacuna es una dolina de grandes dimensiones, donde existe un terreno muy fértil cultivado desde la antigüedad, en su lado Noroeste se encuentran unas ruinas de una Masía y un Corral. El Pla d’Aialt es una antigua Alquería Morisca, con pozos, abrevaderos, aljibes y ruinosos corrales, muchos de ellos desaparecidos o convertido en rústicas casas de labranza, con dos lados, Norte y Sur, separados por la carretera. Sus terrenos  son muy fértiles con numerosos campos de cultivo de olivos, almendros, cerezos y perellons, una variedad de manzana autóctona. 
sábado, 16 de febrero de 2019
Posted by Vaig a Peu

RUTA CIRCULAR A LA COLA DEL PANTANO D’ELX Y AL PARAJE DE LOS ALGEZARES.

La presa de Elche pertenece a la tipología de presas de arco cuya característica es que son estructuras finas y que requieren menos material que cualquier otro tipo, ya que se valen de la configuración geométrica del arco para la transmisión más eficaz de los empujes. Fueron los romanos los primeros que emplearon el arco en la construcción de pantanos, aunque no tan profusamente como lo hicieron en edificios y puentes. Un ejemplo de presa de arco romana fue la del Vallon de Baume en Francia. Otra cuya autoría parece ser también romana es la de Monte Novo en Portugal, sumergida recientemente por un depósito moderno. Posteriormente fueron los mongoles quienes construyeron presas de arco, en Kebar y Kurit. En Europa fue la presa de Elche la primera que se construyó de esta tipología desde los romanos. Otras grandes obras hidráulicas españolas, de esta época son los pantanos de Alicante (en el término de Tibi) sólo 46 años anterior al de Elche, y el de Almansa en Alicante. Ibarra indica que la idea de su construcción se remonta al año 1589, sin embargo los trabajos fueron iniciados en 1632. Estuvo en actividad durante más de un siglo. Por efecto de una avenida de agua el día 3 de septiembre de 1793, quedó destruido. Pascual Madoz, en un diccionario Geográfico del primer tercio del siglo XIX, hace una descripción del emplazamiento, a una legua hacia el norte de la Villa, en una garganta del río; se refiere también a las dimensiones y la existencia de una puerta para el desagüe y la limpieza. Pedro Ibarra, casi cien años después, en un estudio acerca de la Institución del Riego de Elche, publicado en Madrid en 1914, dice que se encuentra situado entre las colinas de Murcia y Castellar a occidente y oriente respectivamente del Vinalopó. También aporta datos de su cronología, donde parece que su origen está en una antigua rafa de cal y canto que servía para tomar las aguas para el riego. Alejandro Ramos Folqués en su historia de Elche, coincide en la época de acuerdo de construcción que fija el 16 de julio, inspirada en la obra similar que el maestro Juaner del Temple llevaba a cabo en Almansa. Siete días más tarde el mismo maestro, acompañado por Miguel Sánchez y Pedro Izquierdo (vinculado a la construcción del de Alicante) recorrieron el barranco, eligiendo el lugar idóneo junto a Castellar de Morera. Las obras se demoraron por diversos motivos, como coger experiencia de la construcción de la presa de Alicante. Éstas dieron comienzo en el citado año 1632, bajo la dirección del maestro Juaner del Temple. Vicente González Pérez, recoge datos y fechas similares a las indicadas. Si bien añade algunos nuevos, como el período entre 1782 y 1786, en que el pantano estuvo inservible hasta su reparación en ese último año bajo la dirección del arquitecto Vicente Gascó.
miércoles, 13 de febrero de 2019
Posted by Vaig a Peu

POR LOS VIÑEDOS DE FONTANARS DELS ALFORINS.

Fontanars dels Alforins descansa sobre las tierras más altas y orientales de la Vall d’Albaida. La altiplanicie de los Alforins, abierto en la meseta y bordeado por la Serra Grossa y la Serra de Beneixama, conforma un mosaico paisajístico que combina viñas con cereales y olivos. Sus tierras mezclan arenas y márgenes arcillosos, formando uno de los más bellos sedimentos de la geografía española que aporta una riqueza singular para la práctica de la viticultura. El clima mediterráneo empieza su transición hacia el continental y el paisaje sorprende la retina en cualquier época del año. El joven centro urbano de Fontanars dels Alforins cohabita con numerosas heredades, bodegas, carrascales, tableos o mansiones señoriales rodeadas de pinares. Els Alforins fueron incorporados al Reino de Valencia el 1245 por las tropas de Jaime I, y dependieron de la villa de Ontinyent hasta 1927. En la provincia de Valencia, entre las comarcas de la Vall d´Albaida y La Costera, se encuentra un paraje colorido y precioso lleno de historia, de viñedos y de atractivos turísticos que lo convierten en un lugar único. Nada que envidiar a la Toscana italiana, con la que se le compara en numerosas ocasiones por ser una tierra igual, o más, de bella y equiparable.La asociación de bodegeros Terres dels Alforins es una asociación de viticultores y productores de vino que pertenecen a la DO Valencia. En la actualidad la constituyen 12 bodegas ubicadas en los términos de Fontanars dels Alforins, La Font de la Figuera y Moixent. Con intereses comunes y con el objetivo de unir fuerzas y emprender iniciativas empresariales trabajan por la puesta en valor de sus productos, del paisaje de la zona y los valores colectivos.
sábado, 9 de febrero de 2019
Posted by Vaig a Peu

A LA FONT DE LA COVETA PER LA FONT DE LA BURRA.

El Vinalopó atraviesa de norte a sur la provincia de Alicante, y con sus 81 km es el río autóctono más importante de la misma. Nace en la Sierra de Mariola, entre Bocairente  y Bañeres, y tiene su desembocadura natural en el mar Mediterráneo atravesando las Salinas de Santa Pola. Da nombre a las tres principales comarcas que atraviesa (Alto, Medio y Bajo Vinalopó), cruzando a lo largo de su recorrido los municipios de Bocairente, Bañeres, Benejama, Campo de Mirra, Cañada, Villena, Sax, Elda, Monóvar, Novelda, Aspe, Monforte del Cid, Elche y Santa Pola. El hidrónimo Vinalopó parece provenir del árabe بنلوب(binalūb), derivado éste a su vez del latín Pinna Lupi ('peña del lobo'). Históricamente se ha denominado también VinalapóVinalapós o Vinapaló y, debido a su poco caudal a partir de Villena, se le ha llamado también rambla de SaxEldaNovelda, etc. Se le ha identificado también con el latino Alebus, en el que supuestamente pereció ahogado Almílcar Barca, aunque esta tesis sigue discutida en la actualidad. El Vinalopó nace en el llamado Rincón de Bodí, en la Sierra de Mariola, término municipal de Bocairente. Corre en dirección SO y pasa junto a Bañeres, donde se orienta al O-NO, y luego nuevamente al SO, cruzando por un amplio valle con buenos cultivos. Cruza al S de Benejama, Campo de Mirra y Cañada. Tras regar estos cultivos, prácticamente desaparece. Al llegar al paraje conocido como el Caracol, su cauce se canaliza y pasa muy próximo a Villena. Pasa al término de Sax y luego al de Elda. Se le unen por la izquierda la rambla de los Molinos y por la derecha el barranco del Derramador. Pasa a Monóvar y luego a Novelda y Monforte del Cid. Ya en término de Aspe se le une por la derecha el río Tarafa. Toma después la dirección S y atraviesa las estribaciones de la Sierra de Prevalente, entre el Tabayal y el Murón, quedando retenido a la salida de este paso por el embalse de Elche. Penetra en el término de Elche y atraviesa la ciudad. Su reducidísimo caudal, muy mermado por el aprovechamiento de los cultivos del campo de Elche, se pierde en el Saladar, a poca distancia del mar, tras un recorrido de 92 km. No obstante, su desembocadura natural está en la antigua albufera de Elche a la altura de las Salinas de Santa Pola. 
miércoles, 6 de febrero de 2019
Posted by Vaig a Peu

VUELTA CIRCULAR A TÁRBENA.

El primer escrito que se conoce referido al pueblo es el de “Castell de Tarbana”. La grafía actual aparece en el año 1274 cuando el rey Jaime I dona a su dama, Sibila de Saga, la “Fortificación de Tárbena”. Más tarde ya se habla de “Valí de Tárbena” y “Baronía de Tárbena” Antes de ser dominado por Jaime I, el castillo de Tárbena perteneció a Abu-Abdalá-Ben-Hudzail, apodado Al-Azrach. Después de dos siglos de vicisitudes en 1445, un valenciano, Guerau Bou adquiere el castillo de Tárbena con todo su valle por la cantidad de 47.200 sueldos. Un momento crucial de nuestra historia es el año 1609: Se decreta la expulsión de los Moriscos y este lugar así como tantos otros del Reino de Valencia quedan despoblados. Catalina de Moneada esposa del Marqués de Aitona y Virrey de Baleares y Aragón intenta la repoblación de estas tierras por dos veces, en 1612 y 1616. Los colonos procedían de Mallorca. Ellos nos legaron la lengua y costumbres que perduran muy arraigadas.
sábado, 2 de febrero de 2019
Posted by Vaig a Peu

SENDEROS DE LA NUCÍA

La Nucía se encuentra en un valle de frutales entre Polop de la Marina, Benidorm y Callosa d’en Sarriá a 3 km. de la costa de Altea. El casco urbano se ubica en un promontorio con vistas al mar Mediterráneo, 51 km al norte de Alicante y 8 km al norte de Benidorm. El nombre de la localidad procede del árabe Naziha, que significa "delicioso". Era una alquería que en 1271 fue donada por el rey Jaime I a Beltrán de Bellpuig. A principios del siglo XVII formaba parte de la baronía de Polop y pertenecía a Alfonso Fajardo, Barón de Polop, de la casa del marqués de los Vélez. La Nucía se constituyó como municipio independiente en 1705, tras emanciparse de la Baronía de Polop. La Iglesia Parroquial, dedicada a la Inmaculada Concepción, se construyó a lo largo del siglo XVIII. Su fuente de ingresos tradicional, la agricultura, se ha ido viendo en las últimas décadas reforzada primero y superada después por el turismo. Éste ha apostado en La Nucía por un hábitat disperso, con urbanizaciones en las que predomina el chalet unifamiliar y que se extienden por buena parte de su término. En lo relativo a la actividad agrícola, en altura predominan los cultivos de almendros y olivos y en el valle los cítricos, los nísperos y el caqui. El número de habitantes en 1787 era de 1.423, cifra que pasó a 4.998 en 1845. A partir de esta fecha fue disminuyendo, bajando a 1.493 en 1922, debido una importante emigración hacia Argel y Orán, para recuperarse en la década de los setenta del siglo XX. En 1981, el pueblo tenía 3.419 habitantes, que pasaron a 6.106 en 1991 y a 9.365 en el 2001, hasta los 12.573 del 2005. En 2007, un 43,3% de sus 15.519 habitantes era de nacionalidad extranjera, procedentes en su gran mayoría de distintos países europeos (siendo el 33,2% del total de la población nacionales de otros países de la UE, luego con derecho a voto en las elecciones locales). ​ Destacan por su número los residentes de origen británico y alemán. En 2015, la población era de 20.039 habitantes.
sábado, 26 de enero de 2019
Posted by Vaig a Peu

EL RECINGLE ALT Y PENYA DE L’HEURA, PER EL CORDAL DE LA SERRELLA, DESDE LA FONT DELS DOS XORROS.

La Serrella es uno de los sistemas orográficos más sugerentes y espectaculares del área septentrional de las comarcas de Alicante, que presenta unos perfiles de gran vistosidad y contrastes, con cinco cimas que superan los 1.300 metros sobre el nivel del mar. El macizo de la Serrella está enmarcado por las sierras d’Almudaina (1.017 m.) y Alfaro (1.166 m.) en el norte; la sierra de la Xortá (1.218 m.), la cual representa su prolongación hacia el este; y el macizo de Aitana (1.558 m.), al sur. Su relieve establece la divisoria entre el valle del Seta al norte y el valle de Guadalest al sur, y sus crestas y barrancos son los límites de los términos municipales de Benasau y la aldea d’Ares d’en Bosc, Quatretondeta, Fageca y Famorca (el Comtat); Castells de Castells (la Marina Alta), Beniardá, y Confrides con su aldea de l’Abdet (la Marina Baixa). Geomorfológicamente, la Serrella se sitúa en la parte oriental de las sierras béticas, denominado prebético interno, se trata de un relieve joven donde dominan las crestas y los riscos. La sierra sugiere una alineación inicial de SW-NE, de unos 15 kilómetros de longitud, presentando una inflexión en la parte central que provoca un cambio de dirección a NW-SE. La diferencia de cotas, que varía desde los 400 metros en la base de la sierra, en la parte de Beniardá, hasta los 1.387 metros en el Pla de la Casa, hace que encontremos fuertes pendientes en el núcleo calcáreo de la sierra y por debajo afloran las tierras margosas profundamente abarrancadas y abancaladas para su cultivo, pese que la colonización agrícola no ha conquistado las grandes alturas. Las cimas más representativas de la Serrella son el Recingle Alt  (1.359 m.), en la parte meridional; el Pla de la Casa (1.387 m.) en la zona central, y la Mallada del Llop (1.361 m.), en el sector más septentrional. La erosión pluviofluvial ha tenido un papel importante en la fisonomía de la sierra, responsable de la red dendrítica en las margas y del modelado cárstico en las calcáreas, del que son un ejemplo espectacular les “agulles” o “frares” de la vertiente norte (Quatretondeta). También el periglaciarismo es notable en el modelado de las vertientes, lo cual da lugar a extensos runares o pedreras. La orientación de la sierra y su disposición en barrera, muestra dos caras bien diferenciadas por la exposición solar, la umbría y la solana. La vertiente  septentrional registra uno de los índices más altos de precipitaciones de la provincia, dada su favorable disposición a los vientos húmedos. Las precipitaciones en forma de nieve son habituales en invierno y durante algunas semanas se cubren de blanco sus relieves más elevados.
sábado, 19 de enero de 2019
Posted by Vaig a Peu

OUARZAZATE, KASBAH DE TAOURIRT Y EL REGRESO.

Esta impactante Kasbah de Taourirt en Ouarzazate, declarada Patrimonio de la Humanidad, fue la residencia de uno de los gobernadores más poderoso de la región.  Actualmente es la sede de una organización encargada de la conservación del patrimonio arquitectónico del sur de Marruecos, pero no terminan aquí sus méritos; desde el punto de vista arquitectónico, es una compleja superposición de muros y torres almenadas que forman una verdadera fortificación. Se dice que fue una de las kasbahs más hermosas de Marruecos; su huésped más importante, Glaui, el pachá de Marrakech, dominaba todas las tierras del Atlas. Su interior estaba ricamente decorado con maderas talladas y policromas y las habitaciones se comunicaban entre sí con laberínticos pasillos. Impresiona su exterior, de sencillo adobe que realza su grandeza, con unos huecos geométricos como única decoración. Hay mucho para admirar en esta Kasbah; la entrada es gratuita pero para visitar el interior del palacio se debe abonar una entrada. El paseo comienza en la entrada principal. En su interior se encuentra el antiguo ksar de Taourirt y curiosamente la decoración rinde homenaje tanto a los símbolos del islam como del judaísmo: hay una Menoráh representada, por el tradicional candelabro judío, pues aquí vivió una de las comunidades más florecientes de la región. Las paredes interiores son de un grosor impresionante, para mantener la temperatura interior y proteger la fortaleza de los vientos y la arena. La sala principal goza de iluminación natural gracias a una lucarna. Una de las habitaciones más bellas es la de la esposa favorita, que tiene un gran balcón sobre el patio; la habitación principal está decorada con citas del Corán.
sábado, 5 de enero de 2019
Posted by Vaig a Peu

MARRAKECH, LA KASBAH AIT BEN HADOU Y OUARZAZATE.

Ait Ben Haddou, es una kasbah espectacular, a modo de poblado de arcilla y piedra con edificios rodeados por grandes murallas. La cercanía de la kasbah Ait Ben Haddou y Marrakech (unos 190 kilómetros de distancia) convierten a esta fortaleza en una excursión habitual por turistas procedentes de la ‘ciudad roja’. Por todo ello, se trata de uno de los lugares más bellos del país y un lugar de visita obligada para quienes tengan previsto conocer el desierto de Marruecos y el sur del país norteafricano. La kasbah Ait Ben Haddou y el resto de fortalezas de este tipo son conjuntos arquitectónicos construidos de adobe y barro, coronados por torres que sirven de defensa, en lo que podría considerarse el equivalente a los castillos medievales. Estas kasbahs fueron antiguamente grandes pueblos bereberes en el desierto de Marruecos, amurallados y diseñados con el objetivo de defender las casas, las cosechas y los palmerales que crecen junto a sus cauces. Estos pueblos formaban grandes comunidades agrarias y mercantiles con una visión muy particular sobre el Islam. Ait Ben Haddou es una de las kasbahs mejor conservadas de todo Marruecos y representa un ejemplo sobresaliente de las fortalezas en la zona de los valles del Draa, Todgha, Dades y Sous. En Ait Ben Haddou puede apreciarse cómo las construcciones están realizadas en una posición estratégica frente a una montaña, rodeada por torres angulares y una muralla defensiva. No se sabe con determinación la fecha de la que data esta construcción pero, convencidos de su importancia, las autoridades protegieron este lugar desde el año 1953. Además, la kasbah Ait Ben Haddou fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y eso sin contar su gran demanda y reconocimiento en el campo cinematográfico para la realización de grandes películas como Lawrence de Arabia o Gladiator, iniciativa ampliamente aceptada por sus lugareños debido al importante extra que supone para la economía del pueblo y sus alrededores. 
viernes, 4 de enero de 2019
Posted by Vaig a Peu

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -