Posted by : Vaig a Peu domingo, 23 de febrero de 2014

La zona del pirineo francés comprendida entre l´Garonne y l´Areige Riv., se conoce como L’Areige y desde luego ha sido todo un descubrimiento. Innumerables valles que parten del cordal principal donde las montañas cercanas a los 3.000 m. de altura y en algunos casos sobrepasándolas crean unos desniveles superiores a los 2.000/2.500 m., pues los fondos de estos valles han sido escavados con mucha más fuerza que los del lado sur. A muy poca distancia de las cimas principales de los valles se sitúan a poco mas de los 500 m. de altura y los cordales separadores de estos valles por encima de los 2.000 m., lo que significa mucho esfuerzo para cambiar de valle constantemente. Pequeños pueblos ubicados a la entrada de estos valles que mantienen la estructura de aldeas de montaña con difícil acceso por lo accidentado del terreno, alejados de los circuitos turísticos de grandes masas donde los visitantes se concentran en el mes de agosto, el resto del año permanecen en su estado más apacible. Grandes bosques de hayas cubren la mayor parte de laderas y valles con gigantescos y viejos ejemplares que se han conservado libres de la rapiña maderera y de los incendios tan frecuentes en el lado sur. Bosques que albergan una rica fauna y donde algunos osos aún viven en zonas de l´Ariege, lo que da idea del estado de conservación y alejamiento de vías de comunicación, estaciones de esquí, etc. etc. Es Couserans y los alrededores del Mont Valier de donde conservo mejores recuerdos de grandes bosques y escarpadas montañas, por aquí, a través del “Chemin de la Liberté” es por donde cruzaban los patriotas franceses huyendo del ejército nazi, por este camino ahora balizado se realiza, cada segundo fin de semana de julio, una travesía en memoria de aquellos valientes y esforzados montañeros de Couserans que arriesgando sus vidas y las de sus familias, ayudaron a los patriotas en su huida, muchos de ellos perecieron en la propia montaña o a manos de las represalias germanas. Aunque hay una clara diferenciación entre las tres zonas hasta ahora cruzadas por el GR10, la parte Vasco-francesa, el Pirineo Central y l´Ariege, es esta última la que más ha dejado huella por su virginidad y belleza. (Cuadernos de viaje de Juan Holgado)
CÓMO LLEGAR: Desde Tarascon dirección Niaux, llegar a Vicdessos y Ouzat, continuar hasta Artiés, seguir hasta el Parking de Las Praderas, poco antes de la central eléctrica.
ITINERARIO: APARCAMIENTO / CENTRAL ELÉCTRICA / COLLADO / REGRESO POR EL MISMO SENDERO.
COMPONENTES: VICENTE Y SUSI.

LA RUTA: Desde el Château de Miglos ponemos rumbo a Artiés para hacer la ruta al Etang d’Izourt. Hemos tenido suerte de encontrar plaza para la visita a la Grotte de Niaux, pero el horario nos va a influir en el resto de cosas que teníamos programadas, ya que a las cinco tenemos que recoger a Carol en Les Cabannes.

Alrededor de la una y mediaestamos en el parking de Las Praderas. Una pareja va a iniciar el recorrido y el tiempo que estiman estará cerca de las dos horas la ida, dependiendo de la nieve. Con este horario ya sabemos que no podemos completar el recorrido, pero de todas formas decidimos comenzar aunque no lleguemos al lago. Acortaremos la ruta calculando el tiempo de regreso.

Determinamos comer antes de comenzar, y así sabemos el tiempo que nos queda. Salimos del Parking buscando la carreterita, antes vemos unos carteles en una peana de piedra que recuerdan un grave suceso ocurrido el 31 de marzo de 1939 durante una gran nevada, la tragedia fue enorme.

Enseguida tenemos las paletas informativas del GR-10 a Izourt y al refugio de Fourcat. Vemos en la fachada del primer edificio una placa de granito negro que conmemora el 20 aniversario de la creación del GR-10, del 27/07/72 al 27/07/92, pero que a fecha de hoy ha cumplido ya los 41 años largos desde que fue balizado. Esto da una idea de la ventaja que nos llevan.

La mayor parte de las laderas del estrecho y profundo barranco surcado por un caudaloso riachuelo, están pobladas de árboles caducifolios, abedules, robles y alguna haya. Pasamos junto al muro de una pequeña central eléctrica en donde se termina el asfalto y el valle se abre un poco más.

Comienza el espectáculo montañoso. Enfrente tenemos unas imponentes paredes de color ocre custodiadas por las altas cumbres nevadas, desde donde se precipita una gran chorrera en forma de catarata sobre una especie de bloque de hielo y nieve.

El entorno es muy umbroso y frío a estas horas, lo que quiere decir que al regreso será más sombrío. El sendero no deja de elevarse sobre el cauce del río, separándose un poco para atravesar las constantes chorreras y torrentes que por esta ladera van al río.


Empieza a aparecer la nieve en el sendero. Hacia atrás vemos las ondulaciones que forma el curso del río en el valle y por delante las manchas de nieve son cada vez más grandes. Otra peana nos habla de la tragedia de Izourt, había trabajando numerosos obreros italianos haciendo la represa del lago. Ante la gran nevada se refugiaron en sus cabañas pero varios aludes las sepultaron. Fallecieron 31 personas, 29 italianos y 2 franceses.

El valle vuelve a cerrarse llegando al collado y la nieve ya es un manto. Vemos un pequeño grupo de gente, la mayoría jóvenes, que regresa. Conversamos con ellos y dicen que a partir del collado hay mucha más nieve. En el cielo azul, un reactor lo surca en vertical, dejando su estela blanca.

Comenzamos a plantearnos el regreso, puesto que hemos consumido la mitad del tiempo disponible. Avanzamos un poco más hasta la parte más soleada y nos hacemos algunas fotos. Luego damos media vuelta y marchamos sobre nuestras huellas.

El sol se mantiene en las zonas más elevadas de estas solitarias y agrestes montañas, los torrentes formados por el deshielo se precipitan desde las alturas. Volvemos a entrar en el estrecho valle que las sombras de la umbría están invadiendo.


Guiados por las marcas blancas y rojas del GR-10, reforzadas con algunos esporádicos mojones, volvemos a cruzar arroyos y riachuelos, metidos sin remedio en las sombras que avanzan con rapidez cubriendo el valle.

Llegamos al puente metálico que cruza el caudaloso río para dar servicio a una pista diferente a nuestro recorrido. Miramos de nuevo la alta chorrera en forma de cascada, las elevadas y aguerridas cumbres de puntiagudos picos que resaltan en la umbría.
Conectamos con la pista asfaltada por la que dejamos atrás la pequeña central eléctrica y entramos en el Parking de Las Praderas. Nos cambiamos y salimos con tiempo justo para llegar a Les Cabannes a recoger a Carol. De nuevo en Tarascon descansamos tras una buena ducha y nos preparamos para cenar. Nos gustó el ambiente y la cocina de Le Vieux Carré, así que hoy repetimos.
Al no tener mapas de Francia en el GPS el recorrido sale en blanco. En Wikiloc se ve perfectamente.
RECORRIDO: LINEAL, IDA Y VUELTA.
AGUA EN RUTA: SI. Al estar nevado las chorreras y arroyos son constantes.
DISTANCIA: 6,2 Km.
TIEMPO: 02,45 HORAS.
ALTURA MÁXIMA: 1.480 M. (Collado)
ALTURA MÍNIMA: 1.075 M. (Aparcamiento)
DESNIVEL POSITIVO: 455 M.
DESNIVEL NEGATIVO: 455 M.

DIFICULTAD: MODERADO.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -