Posted by : Vaig a Peu lunes, 24 de junio de 2013

El Parque Nacional del Teide tiene un amplio valor histórico. Este lugar, aparte de tener un importante significado espiritual para los guanches, venía a ser un recurso fundamental para el sustento y supervivencia de estos pobladores en algunas épocas del año, ya que en los períodos estivales era numerosa la concentración de ganados y el pastoreo en esta zona. En el parque son importantes los yacimientos arqueológicos que se han descubierto. Los guanches conocían al Teide con el nombre de "Echeyde" cuyo significado era "morada de Guayota, el Maligno". Según la leyenda, Guayota secuestró al dios del Sol, para los guanches Magec, y lo encerró en el interior del volcán sumiendo a la isla en total oscuridad. En ese momento los guanches invocaron a Achamán, su dios celeste supremo, y suplicaron su ayuda. Achamán consiguió derrotar a Guayota y, logró de ese modo, poner fin al cautiverio del Sol y sellar la boca de Echeyde con Guayota en su interior. Este relato parece coincidir con el último gran episodio eruptivo del Teide. En el año 1492, justo cuando Cristóbal Colón partía de la isla colombina dispuesto a conquistar el nuevo mundo el Teide se encontraba en erupción. En 1798, la última gran erupción producida, constituyó las denominadas Narices del Teide en la que 12 millones de metros cúbicos de lava fueron vertidos durante tres meses desde el Pico Viejo. En esta zona se encuentra el volcán  Teide  guanche  Océano Atlántico Mauna Kea  Mauna Loa  Hawái décima isla más alta de todo el mundo. Junto al Teide se encuentra la segunda montaña más alta del Archipiélago Canario, el Pico Viejo con 3.135 metros sobre el nivel del mar, siendo ambos las únicas montañas canarias que sobrepasan los 3.000 metros de altitud. En 1981 el parque fue reclasificado y se estableció un régimen jurídico especial. En 1989, el Consejo de Europa concedió al parque nacional el Diploma Europeo, en su máxima categoría. Este reconocimiento a la gestión y a la conservación ha sido posteriormente renovado en 1994, 1999 y 2004. Como celebración del 50 aniversario de su transformación en parque nacional, en 2002 se iniciaron los trámites para que la Unesco lo nombrase Patrimonio de la Humanidad. El día 28 de junio de 2007, tras cinco años de trabajo y esfuerzo, la Unesco decidió declarar el Parque Nacional del Teide Patrimonio de la Humanidad en su Convención de Patrimonio Mundial de la UNESCO reunida en Christchurch, Nueva Zelanda. El Parque Nacional del Teide es además desde finales de 2007, uno de los 12 Tesoros de España. Ha sido en el Observatorio Atmosférico de Izaña donde hubo más horas de sol en 2007 en España, con 3.845, y también fue el lugar donde se registró la temperatura media más baja, 10,2 grados de media en todo el año (según se desprende de los datos de los que dispone el Instituto Nacional de Estadística, recogidos en su anuario estadístico). Después de diferentes revisiones y ampliaciones, su superficie es de 18.990 hectáreas.
CÓMO LLEGAR: Desde Santa Cruz. Por la carretera TF-24 desde La Laguna a Portillo de la Villa (Carretera de la Esperanza), que enlaza con la TF-21 que seguiremos hasta el km 40, donde hay un pequeño aparcamiento a la derecha de  la carretera y se inicia el Sendero nº 7 Montaña Blanca-Rambleta. Hay varios paneles informativos. Estamos a 3 km de la base del teleférico.

1ª JORNADA 24/06/2013
ITINERARIO: MONTAÑA BLANCA / REFUGIO ALTAVISTA.
COMPONENTES: VICENTE Y SUSI.

LA RUTA: Subir al Pico Teide no es fácil, y no lo digo solo por el esfuerzo. Estamos en el entorno de un Parque Natural muy protegido y controlado, donde no pueden subir más de 200 personas al día, desde las 10:00 a las 17:00 y para hacerlo a la cumbre hay que solicitar un permiso especial con varios días de antelación. En estas fechas y hasta el final del verano casi todas las plazas del teleférico están reservadas. Solo existe una posibilidad de acceder a la cumbre sin el control, ni el permiso especial, y es pernoctando en el Refugio Altavista. A éste se puede llegar de dos maneras: con teleférico, descendiendo 150 m. de desnivel en media hora, o a pie, caminando desde Montaña Blanca en unas 03:30 horas superando más de 900 m. de desnivel. Todas las personas que duerman en el refugio podrán subir a la cumbre hasta las 09:00 horas en que llegan los guardas y comienzan los controles.








Hemos desayunado temprano y desistimos de utilizar la guagua, nuestro tiempo es limitado y perderíamos mucho adaptándonos a sus horarios.  Alquilamos un coche para un día, que recogeremos más tarde cuando llevemos los pertrechos de montaña. Mientras visitamos la iglesia de San Francisco y paseamos por los comercios.









Salimos al mediodía y alcanzada la carretera de la Esperanza, siempre subiendo, vamos parando en varios miradores; en el primero vemos la isla de La Gomera, ayer, desde allí, veíamos Tenerife. En otros la imagen del Teide lo acapara todo por momentos.











El Teide va creciendo frente a nosotros, y comienzas a preguntarte si podremos subir, la máxima altura de Susi son los 2.426 m. del Roque de los Muchachos; subiremos tranquilamente, tenemos toda la tarde. Llegamos al cruce de carreteras donde hay una cafetería-restaurante. Paramos a comer y tomar fuerzas. Enfrente hay un magnifico ejemplar de Tajinaste Rojo, es una de las 65 especies endémicas que viven en el Teide. Florece una vez en su vida y luego muere. Puede llegar a medir 3 metros de altura. Éste está floreciendo y es muy corpulento.







Continuamos hasta el aparcamiento en la base de Montaña Blanca, hay algunos coches pero quedan plazas. Leemos varios de los paneles relativos al Parque Natural,  a su flora y fauna, así como recomendaciones para transitar por los senderos. Nos cambiamos de ropa, embadurnamos con crema protectora y cargamos con las mochilas.











 Pese a la hora que es, y el sol en todo lo alto, no hace calor, ni tampoco humedad alguna, por lo que de momento es agradable caminar. Iniciamos en ascenso por la ancha pista, polvorienta y de material volcánico. Una pareja más joven nos precede.










Nos elevamos con facilidad y quedamos impresionados por los colores ocres tostados y rojizos de antiquísimos restos de lava; por encima, la mole del Teide sobresale con las torres del teleférico.










El camino se vuelve monótono en un paisaje polvoriento y desolado, solo cambia cuando aparecen restos de una colada de lava, con su color mucho más oscuro. En algunos  momentos se asemeja a un desierto con sus interminables dunas. Alcanzamos a la pareja que nos precedía.








Llegamos a un cruce de caminos donde se unen otros senderos a nuestro nº 7, el nº 6 Montaña de los Tornillos y el nº 22 Lomo Hurtado. También vemos la primera vegetación, unas plantas que creemos son alhelíes del Teide con sus hermosas flores de color violeta.




Arribamos a los Huevos del Teide, se les llama así. Su nombre científico es  “Bolas de Acreción”. Se forman cuando una colada desciende por una pendiente muy pronunciada y algunos fragmentos de lava ya solidificada ruedan sobre la superficie todavía fundida, acumulando capas de lava igual que lo haría una bola de nieve. Este fenómeno aquí es muy llamativo porque alguna de estas bolas de tonos oscuros ha adelantado a su propia colada dispersándose sobre la piedra pómez de color claro de Montaña Blanca.







Las grandes lazadas y suaves rampas del camino nos ayudan a superar Montaña Blanca; evitando y dejando a la derecha la enorme lengua de la colada de lava  procedente de la última gran erupción en 1798. En un rincón, junto a un elevado talud de piedras volcánicas termina el camino.










Junto a un panel que señala la Rambleta, comienza un sendero de montaña con cortas rampas y zigzags, va surcando la empinada ladera entre piedra volcánica y piedra pómez, ganando altura con sencillez. Desde lo alto vemos a una persona que está llegando al final del camino.








Con la altura, Susi está más fatigada, pero sigue subiendo a su ritmo. Ingerimos líquidos con frecuencia y paramos a tomar unas barritas energéticas. Desde la altura vemos el trazado del camino en Montaña Blanca y una panorámica de todo el entorno con el mar al fondo.








El escenario cambia, los lazos del sendero se alargan entre grandes rocas de color oscuro y toda la ladera se llena de Retama del Teide, habitual a partir de los 3.000 m. de altitud, y encontramos algún ramillete de Margaritas del Teide. Por arriba vemos un poste de madera que nos hace pensar que nos acercamos a nuestro destino.











Las vistas son grandiosas. La retama ha dejado paso a la Hierba Pajonera del Teide. Las últimas rampas se acentúan, y poco a poco comenzamos a ver parte del edificio del refugio.


Refugio Altavista 3.260 m. Por fuera es parecido a cualquier refugio de montaña, pero por dentro es atípico. La mayor estancia es el salón, con una chimenea, y sillones y bancos de pared con asiento de eskay; dos habitaciones con literas dobles y en vez mantas, una especie de edredón. No hay duchas y sí dos aseos, donde mojamos las toallas, nos acicalamos un poco y cambiamos de ropa. Tampoco hay cantina, ni se sirven desayunos, ni comidas. Hay tres máquinas que dispensan bebidas, una, calientes: café. Té, leche, chocolate; otra agua y refrescos y la última, pastelitos y golosinas. El comedor es pequeño y hay una cocina con cacharros por si alguien quiere prepararse algo. Hacemos efectiva nuestra reserva y nos indican que antes de las 20:00 horas asignarán las habitaciones.



Salimos fuera a tomarnos unos pistachos, hace una tarde espléndida aunque tenemos que abrigarnos un poco. Hacemos fotos y volvemos dentro. Hay Wifi de pago, un aparato nos expide un ticket con la clave y conectamos el iPad de Susi para ponernos al día con nuestra gente y el mundo. Ya tenemos habitación y preparamos nuestros bocatas en el comedor. Salimos a presenciar el anochecer, nos sorprende ver la triangular y puntiaguda sombra del Teide proyectada sobre el refugio. Nos vamos a dormir, mañana tenemos que madrugar a las 05:00 horas.
RECORRIDO: LINEAL.
AGUA EN RUTA: NO.
DISTANCIA: 8,4 KM.
TIEMPO: 03:35 HORAS.
ALTURA MÁXIMA: 3.260 M. (Refugio Altavista)
ALTURA MÍNIMA: 2.350 M. (Inicio ruta)
DESNIVEL POSITIVO: 950 M.
DESNIVEL NEGATIVO: 50 M.
DIFICULTAD: MODERADA.
2ª JORNADA 25/06/2013: ADORANDO AL DIOS SOL.
ITINERARIO: REFUGIO ALTAVISTA / LA RAMBLETA / SENDERO TELESFORO BRAVO / PICO TEIDE / LA RAMBLETA / TELEFÉRICO.
COMPONENTES: VICENTE Y SUSI.


LA RUTA: En un refugio atípico, hay gente atípica. Si estás habituado a los refugios, sabes que la mochila se deja preparada antes de acostarte, y si al despertarte tienes que trastearla, te sales al pasillo donde no molestas a nadie. Antes de las cinco el dormitorio parecía una cueva llena de espeleólogos con los frontales encendidos. Bajamos de las literas y sacamos los trastos al salón, nos aseamos y nos sentamos a desayunar café de la máquina con algunas galletas, plátanos y fruta desecada.




Antes de salir nos abrigamos bien, la temperatura ha bajado, no debe de haber más de 10º. El cielo parece claro, con la luna llena y los frontales,  distinguimos bien el sendero que comienza a la izquierda del refugio. En la oscuridad vemos bailar las luces de los frontales de las 7 u 8 personas que nos preceden. Es imposible hacer fotos sin claridad, no logro centrar ningún punto en el objetivo.





Con cortas rampas el sendero nos va elevando con rapidez. Tenemos que superar un desnivel de unos 500 m. y tardaremos alrededor de 01:30 horas en hacerlo. Al no poder hacer fotos, me adelanto unos metros y me voy girando, para que con mi frontal Susi tenga más visibilidad, está progresando muy bien. Por fin, en el cruce con el Mirador de la Fortaleza, logro hacer una foto a la tablilla del sendero y al panel de la Rambleta.







Hemos cogido un ritmo suave pero constante, con algunas paradas para ingerir líquidos. Hemos adelantado a dos personas de los folloneros de esta mañana, que han comenzado muy fuerte y ahora tienen que pararse. Parece que el diafragma capta alguna luz y logro hacer las primeras fotos.










Seguimos esforzándonos. Quizás al caminar en la obscuridad y no ver cuánto  nos queda, subamos más relajados, sin la obsesión de alcanzar la cima. En una arista comenzamos a ver emerger las primeras luces amarillo-rojizas del amanecer.












Mirando hacia arriba vemos a la gente que ya ha llegado. Tenemos la cumbre al alcance de la mano. Esto nos da energía y brío para superar los encrespados últimos metros. Hacia atrás vemos que la línea del horizonte está cada vez más encendida.






Pico Teide (3.718 m.) máxima altura de Canarias, de España y de cualquier tierra emergida del Océano Atlántico. Estamos alucinados, creíamos que hasta la línea del horizonte todo lo que veíamos era el mar, y ahora comprobamos que toda la isla está rodeada por un inmenso mar de nubes algodonosas. Susi está sonriente y pensativa, ¡¡lo ha conseguido!!










Con  nosotros han llegado un grupo de chicas y chicos catalanes que se han conocido en el refugio. Todo el mundo está con la boca abierta y haciendo fotos sin cesar. Nuestra visión es de 360º. Vemos la isla de La Palma flotar en el mar de nubes.








Poco a poco la claridad va aumentando, y un pequeño y encendido segmento del sol va apareciendo por detrás del horizonte. Todos estamos pendientes, viendo como emerge milímetro a milímetro. Todos adorando al dios SOL, todos adorando al dios de la vida.












Y cuando el ardiente círculo sobrepasa la línea del mar de nubes culminando el gran espectáculo, llega la alegría, los aplausos, los vítores. Todo son sonrisas. Hoy tendremos un gran día por delante, planteémoslo así.







Ahora que el sol está subiendo, asistimos a otro fenómeno maravilloso. Al darle el sol por el Este, en el Oeste, una alargada y puntiaguda sombra va creciendo sobre el mar de nubes. Es la sombra del Teide que forma una impresionante pirámide perfecta, con la luna en todo lo alto. Por momentos creemos estar en el Valle de los Reyes en Egipto.









Descendemos un poco para acercarnos al Mirador de Pico Viejo. Bajo la sombra del Teide, la boca del cráter de Pico Viejo es extraordinaria. Así quedó en 1.798 después de tres meses de incesante erupción volcánica, lanzando más de 12 millones de metros cúbicos de lava. Tenemos un bonito contraluz de la gente que está en la cima.










Vamos regresando de nuevo a la cumbre. Con la luz, ahora distinguimos la isla de Gran Canaria en el inmenso mar de nubes. Desde otro mirador parece una gran llanura sonrosada, recién arada y preparada para la siembra.








Somos de los últimos en comenzar a descender, queremos aprovechar cada minuto de este día inolvidable. Pasamos por una zona protegida por una baranda con cadena y que al subir no vimos en la obscuridad. Un tufo a azufre invade la zona y vemos cortinas de humo cálido, son las fumarolas del Teide que nos recuerdan que este volcán está vivo todavía.








Percibimos que el sendero Teodoro Bravo está muy cuidado, arreglado para mejor uso de los que suben con el teleférico, pero el desnivel sigue siendo el mismo. En la ladera se ven zonas amarillo-verdosas que indica la presencia de fumarolas. En un lateral seguimos viendo la sombra del Teide.











El sol ya está en lo alto y poco a poco seguimos bajando por el sendero que en muchos tramos está provisto de peldaños. Mirando hacia arriba vemos el desnivel que hemos deshecho, y hacia abajo cada vez tenemos más cerca las instalaciones del teleférico.







Llegamos al cartel de la zona de control y a las instalaciones (3.550 m.), un guarda está terminado de hacer sus tareas, mientras nosotros descansamos. Después sube una cabina del funicular con tres guardas y más tarde nos dan acceso a la cabina para descender. Quedamos unos quince, un grupo de cinco muchachotes han bajado a pie en dirección a Pico Viejo, y el resto quizás hayan vuelto al refugio.






El tiempo de bajada es muy corto. En la base hay una cafetería pero no tenemos hambre, nuestro espíritu está colmado. Comenzamos a caminar por la carretera para cubrir los 3 km. aproximadamente que hay hasta el aparcamiento. El grupo de chicas y chicos catalanes se une a nosotros y en animada charla llegamos rápido. Nos despedimos.






Tardamos más en meternos por la calles de Santa Cruz para devolver el coche, que en el trayecto desde el Teide, pero al final lo conseguimos. Tras una relajante ducha nos  vamos, con ropa de turistas, a una terraza en la Plaza del Chicharro a tomarnos un delicioso arroz meloso de marisco. Callejeamos por los comercios y preparamos las maletas, mañana partimos.
Ya sé que siempre digo lo mismo, pero así lo siento. Han sido unos días maravillosos, y la guinda de ver amanecer en el Teide, nunca se va a olvidar.

RECORRIDO: LINEAL, IDA Y VUELTA HASTA EL TELEFÉRICO.
AGUA EN RUTA: NO.
DISTANCIA: 4,5 KM.
TIEMPO: 02:15 HORAS.
ALTURA MÁXIMA: 3.718 M. (Pico Teide)
ALTURA MÍNIMA: 3.260 M. (Refugio Altavista)
DESNIVEL POSITIVO: 496 M.
DESNIVEL NEGATIVO: 198 M.
DIFICULTAD: MODERADA.


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -